Barça, 0 - Bayern, 11: Las palancas no dan la felicidad

Barça, 0 - Bayern, 11: Las palancas no dan la felicidad

| 2022-10-27

| Fede Peris

La maldición de Messi sigue vigente: "Con este equipo no alcanza para la Champions League". Los últimos partidos con el Bayern alargan la humillación del Barça

Han resultado penosas las explicaciones que se han dado desde el FC Barcelona sobre la nueva debacle blaugrana ante el Bayern en la Champions League.

Pasan los años, cambian los entrenadores, cambian los jugadores y hasta la estrella del Bayern se cambia al Barça. Pero los resultados son los mismos. Históricamente se le echó la culpa de estas debacles a Valverde, luego a Setién y finalmente a Koeman. Xavi ya lleva dos años seguidos echando al Barça de la Champions y conduciéndolo a la Europa League. Y la vida sigue igual. Incluso cambiando de presidente la situación empeora. Antes al menos los fracasos llegaban en semifinales o cuartos de final.



Excusa barata e inaceptable

Pero la maldición de Messi sigue viva: "este equipo no alcanza para la Champions League". Hoy lo ha vuelto a demostrar. Y ya han pasado tres años. De nada sirve que se enmascare el fracaso detrás de que "era un partido complicado", "psicológicamente era difícil jugar después de saber que el Barça estaba eliminado". Los 84.000 personas que han poblado las gradas del Camp Nou también lo sabían, pero ahí estaban, dispuestos a asistir a una reacción de su equipo que no se ha producido.

Suena a vergonzoso que se camufle la falta de intensidad y de interés de los jugadores detrás de un problema motivacional. ¿No cobran a fin de mes? ¿No es suficiente motivación tener al Bayern delante para ajustar cuentas con él? Como excusa, es muy barata e inaceptable.



Cero disparos a puerta del Barça por ocho del Bayern

La cruda realidad es que el Barça ha disparado cero veces a la portería contraria, mientras que el Bayern lo ha hecho ocho veces. Los alemanes le han dado al Barça un repaso táctico y también físico. Hay mucho que aprender. Ni siquiera gastando 200 millones en fichajes ha cambiado la deriva de este equipo. Hoy el presidente y sus cómplices en los fichajes han descubierto que el dinero no da la felicidad. Y las palancas tampoco.

Desde el 2-8 de Lisboa, el Barça y el Bayern se han visto las caras cuatro veces. Cuatro victorias del Bayern, cero goles a favor del Barça y 11 del Bayern (0-3, 3-0, 2-0 y 0-3). Y si añadimos el partido anterior de Lisboa el balance es de 2-19.



Y según Mateu Alemany la culpa es de los árbitros. ¿A quién quieren engañar? El Barça ha reunido a un puñado de buenos futbolistas, pero sigue sin construir un equipo dos años después de que la era Laporta se pusiera en marcha. Y le peor es que esto no se arregla con 20 fichajes más. El ADN está maldito.

Comenta con Facebook