El Madrid sigue sin responder a las humillaciones del Barça

El Madrid sigue sin responder a las humillaciones del Barça

| 2022-10-17

| Fede Peris

El Real Madrid del siglo XXI no es capaz de devolverle al Barça las goleadas escandalosas que ha recibido: 2-6, 5-0, 0-4, 0-3, 5-1 o 0-4

El Real Madrid se impuso en el último clásico al FC Barcelona por 3-1, con penalti a favor señalado y penalti en contra no señalado, lo que quiere decir que el resultado "legal" debería haber sido de 2-2.

Sin respuesta a las palizas recientes del Barça al Real Madrid

Pero aún admitiendo el 3-1 como bueno -de hecho en el Real Madrid se dan como buenos todas las victorias y títulos cosechados bajo sospecha-, el equipo blanco sigue sin dar respuesta a las palizas a las que le ha sometido el FC Barcelona a lo largo del siglo XXI.



En el siglo que nos ocupa se han visto humillaciones escandalosas del Barça al Real Madrid en los clásicos (2-6, 5-0, 0-4, 0-3, 5-1 o 0-4) que siguen sin obtener respuesta. En este mismo periodo a lo más que ha llegado el Real Madrid es a ganar por 4-1 y 1-3 y 3-1. Nada que ver con los guarismos escandalosos que se ha llevado el Real Madrid y que han sido justificados por el exjugador "Soso" Gallego: "En ese tiempo se decía en Barcelona que había miedo en Madrid".

Y lo sigue habiendo. Hace unos meses el resultado del clásico fue de 0-4 en el Bernabéu y ayer se quedó en un 3-1... de penalti y sin el penalti en contra que existió. 



Las diferencia entre ganar jugando bien y solo ganar

La diferencia entre uno y otro es que cuando el Barça ha barrido al Real Madrid, que han sido muchas veces, lo ha hecho jugando bien y dando espectáculo. La respuesta del Real Madrid siempre ha sido discreta. Porque el Real Madrid del siglo XXI nunca ha destacado por su buen fútbol y sí por los arreones fuera de tiempo y por los penaltis oportunos o goles anulados providenciales.

Es la diferencia entre ganar a lo grande y ganar a lo pequeño. Es la diferencia entre el inconformismo de Xavi, que está en la labor de conseguir que sus jugadores venzan y convenzan a la vez y el conformismo escrito en el ADN del Real Madrid en donde lo importante es ganar, sea como sea. De penalti o fuera de tiempo sin jugar a nada.



Títulos a cualquier precio o espectáculo. Es la apuesta de unos y otros.

Comenta con Facebook