Piqué, tocado y hundido: Medita retirarse antes de acabar la temporada

Piqué, tocado y hundido: Medita retirarse antes de acabar la temporada

| 2022-10-20

| Fede Peris

Gerard Piqué ha llegado a la conclusión de que ya no tiene nivel para jugar en el Barça y le ha comentado a sus más allegados que podría retirarse antes de 2023.

Gerard Piqué se ha dado cuenta de que ya no está para el primer nivel que pide el FC Barcelona. Tras el partido contra el Inter de Milán en casa, el central llegó a la conclusión de que está suponiendo una molestia para el equipo de sus amores y está valorando seriamente la retirada. Su ostracismo en el clásico se lo acabó de confirmar.

La imagen de la vergüenza que sentencia a Piqué



Así lo ha podido saber Madrid-Barcelona de fuentes cercanas al futbolista. Finalizado el encuentro de Champions League, Piqué se puso en contacto con sus más íntimos para transmitirles que no sería extraño si no acaba la temporada con el FC Barcelona.

Lo meditará, pero la posibilidad está encima de la mesa. En caso de tomar la decisión de retirarse, Gerard no esperará hasta final de temporada. Lo hará cuando acabe 2022. En enero ya no sería futbolista del Barça. Piqué está muy tocado y quiere cumplir con las palabras tras el 2-8 contra el Bayern: "Si yo soy el problema, estoy dispuesto a dar un paso al lado", afirmó.



Le duele la sentencia del Camp Nou

La reacción del Camp Nou no pudo ser más clara: Piqué terminó pitado. Le quieren fuera. Se han cansado de sus tonterías, de que no dé el nivel en las noches importantes y de que siempre esté sacando pecho cuando hace cualquier tontería.

Terminado el partido, los aficionados culers que acudieron al estadio silbaron a su futbolista. Piden su cabeza y no quieren saber nada más de él. Cometió un error imperdonable, de juvenil, pero que no es el primero en su larga lista.



Lo cierto es que lo entendió, pero no le sentó nada bien. Es una leyenda del Barcelona y cree que merece un trato mejor.

No estuvo en El Clásico

El enésimo ridículo del FC Barcelona tendrá consecuencias, o al menos eso es lo que parece. Su ausencia en el clásico es la primera señal en un momento en el que el Barça necesitaba tablas y experiencia en su defensa. Pero Xavi no se atrevió a recurrir a Piqué después de los errores que cometió ante el Inter.



Piqué ya avisó al inicio de la temporada: no arrastrará su nombre por los campos de fútbol. Y lo peor para él es que no lo hará porque Xavi no contará más con él. En estas circunstancias, Piqué está firmemente decidido a dar un paso a un costado, como un anunció en Lisboa después del 2-8. Dijo entonces que si él era el problema, se quitaba de en medio. Y ahora mismo Piqué es más problema que solución en el Barça de Xavi.

Comenta con Facebook