Florentino tenía razón: La Justicia condena a 'El Confidencial' por los audios filtrados

Florentino tenía razón: La Justicia condena a 'El Confidencial' por los audios filtrados

| 2022-10-09

| Carlos Muñiz

El Confidencial ha sido condenado por vulnerar el derecho al honor de Florentino Pérez.

Florentino Pérez ha salido victorioso de su contencioso contra El ConfidencialThe Objective y Vozpópuli han avanzado que el juzgado de primera instancia número 42 de Madrid ha dado la razón al presidente del club blanco por los audios filtrados por el medio de comunicación en julio de 2021.

La jueza considera que las grabaciones están "completamente descontextualizadas" y el medio digital se extralimitó en su derecho a la información, a pesar de que no hubo vulneración del derecho a la intimidad de Florentino Pérez.



"Se pretendió menoscabar la imagen pública de Florentino Pérez"

La sentencia indica: "La forma y contenido de las emisiones demuestran que tal y como sostiene la parte actora, con ellas lo que se pretendió en todo momento fue menoscabar la imagen pública de D. Florentino Pérez Rodríguez, presentándole como una persona falsa, engañosa, que antepone sus intereses a cualquier otro del club que preside. Y eso, en efecto, constituye una intromisión ilegítima en su derecho al honor. Su publicación se produce en el 2021, ya como presidente, tres lustros después y más de diez años desde su vuelta a tal posición. Ello ha de enlazarse necesariamente con el hecho notorio de que nadie se expresa igual en un momento de resentimiento que en un momento de optimismo."

1 euro de indemnización

La sentencia condena a El Confidencial a pagar 1 euro de indemnización a Florentino Pérez, quién pidió personalmente que la cifra fuera esta, dejando patente que no estaba buscando dinero con la denuncia, sino dejar claro que se estaba vulnerando su derecho al honor. El medio tampoco podrá publicar ningún audio más del presidente del Real Madrid.



Quién ha salido libre de la denuncia es el periodista José Antonio Abellán, quién, al haber grabado esos audios durante unas reuniones con periodistas en 2006, no se puede demostrar que haya sido él quién lo hizo ni quién vendió dichos audios.

Comenta con Facebook