Lewandowski y Ter Stegen: El Barça manda en las áreas

Lewandowski y Ter Stegen: El Barça manda en las áreas

| 2022-09-28

| Fede Peris

El Barça es el equipo que más goles marca y el que menos recibe en LaLiga española.

Seis partidos se han disputado en la presente edición de LaLiga española. Suficientes para confirmar que el Barça gobierna en las áreas, tanto en la de ataque como en la defensiva.

Máximo goleador y mínimo goleado

El equipo de Xavi, a pesar de su tropiezo inicial en el Camp Nou que concluyó con empate a cero ante el Rayo, se ha mostrado como una máquina perfectamente engrasada para marcar goles: 4 a la Real Sociedad, 4 al Valladolid, 3 al Sevilla, 4 al Cádiz y 3 al Elche. Total: 18 goles. Más que nadie. El único equipo que logra un guarismo de 3 goles por partido.



Además, Robert Lewandowski encabeza la tabla del pichichi con 8 goles en 6 partidos, y ninguno de ellos de penalti y ninguno de legalidad dudosa. El delantero polaco ha superado todas las expectativas, ya que además de golear, como se esperaba de él, está ofreciendo un rendimiento en excelente con su juego participativo.

Pero no queda ahí la cosa. La asignatura pendiente de Xavi era dotar de consistencia a la defensa. El Barça había encajado demasiados goles en su portería en las dos últimas temporadas, e incluso empezó a cuestionarse a Ter Stegen, habitualmente vendido en la mayoría de goles encajados.



Ter Stegen vuelve a ser el mejor

El problema ha sido resuelto: 1 gol en 6 partidos. El Barça es el equipo menos goleado del torneo y Ter Stegen el mejor portero del campeonato. El meta alemán ha logrado mantener a cero su portería en cinco de los seis partidos disputados y el único gol encajado no tuvo trascendencia, pues fue el del 1-4 en San Sebastián.

Thibout Courtois, a quien en Madrid intentan encumbrar a la categoría de mejor portero del mundo, ha empezado la temporada de forma muy irregular y ya tiene un promedio de un gol encajado por partido. Es decir 6 en 6 encuentros, lo que pone en duda su efectividad o el éxito del Real Madrid con sus refuerzos defensivos, uno de ellos, Rüdiger, habitual del banquillo.



A falta de jugarse los dos clásicos, el Real Madrid encabeza la tabla aprovechando el tropiezo inicial del Barça ante el Rayo, pero mientras el Barça apuesta por el fútbol espectáculo para armar sus victorias, los blancos juegan a lo de siempre, a ganar a cualquier precio recurriendo a la épica para solucionar sus partidos. Y la suerte de los minutos finales no es eterna.

Comenta con Facebook