Mbappé está desquiciado: Su vida en el PSG es un infierno

Mbappé está desquiciado: Su vida en el PSG es un infierno

| 2022-08-21

| Carlos Muñiz

Mbappé empieza a comprender que cometió un error dejando escapar el tren del Real Madrid. Su disputa con Neymar refleja su grado de crispación.

El PSG vapuleó al Montpellier en la liga francesa por 5-2. Ramos salió de titular, Messi se quedó sin marcar, Mbappé estrenó su cuenta goleadora y Neymar anotó un doblete. Pero la noticia del partido estuvo en Mbappé y su falta de sintonía con Neymar.

Mbappé no manda en el PSG

El vestuario del PSG es una olla a presión muy próxima a saltar por los aires. Las relaciones entre Mbappé y Neymar nunca han sido buenas. El pasado año quedó demostrado. Y la presencia de Leo Messi, en el bando del brasileño, aislan al francés en un equipo en el que sobre el papel manda él de forma absoluta.



Así quedó reflejado en el contrato de renovación que firmó el pasado verano, cuando Mbappé decidió rechazar la oferta del Real Madrid. Él debía ser el amo del equipo. Pero la realidad es otra. Neymar y Messi no le dejan mandar y a Mbappé se le ve desquiciado.

El berrinche de Mbappé cuando no le pasan el balón 

Durante el partido se produjo una jugada de contragolpe llevada por el portugués Vitinha. Mbappé inició el desmarque por la izquierda corriendo para desbordar a su par, pero Vitinha no le vio y prefirió llevar el juego hacia la derecha. Mbappé se enfadó, reprendió a sus compañeros con gestos ostensibles con el brazo y su disgusto le llevó a frenar en seco ignorando la jugada, que transcurría por el otro lado.



Fue un berrinche que deja muy clara la situación de Mbappé en este PSG que debería ser suyo y que, en cambio, no consigue dominar.

Y es que ni Neymar, ni Messi ni el resto de estrellas del equipo parisino parecen dispuestos a plegarse a las órdenes del futbolista francés. Durante el partido, el árbitro señaló un penalti a favor del PSG. En el equipo está acordado que el lanzador de penas máxima será siempre Mbappé. Pero Neymar, siempre por libre, se dispuso a lanzar el penalti. Mbappé le recordó que debía lanzarlo él, pero Neymar no le hizo caso y el francés tuvo que irse del lugar, humillado y consciente de que este equipo es ingobernable.



Mbappé quiere la Bota de Oro

La cuestión es que antes Mbappé había fallado un penalti. Y Neymar no estaba dispuesto a que se repitiera la experiencia, lo que dejó a la estrella francesa en mal lugar.

Al final, Neymar transformó el penalti y acabó el partido con un doblete. Cuando Mbappé renovó por el PSG exigió plenos poderes, que le fueron concedidos. Entre sus privilegios entraba lanzar todos los penaltis. Además del Balón de Oro, Mbappé quiere ganar la Bota de Oro, y para eso necesita anotar todos los penaltis que le sean señalados a su equipo. Pero Neymar no parece dispuesto a colaborar mientras Messi pasa olímpicamente de esas disputas.



Las diferencias entre Mbappé y Neymar ya salieron a la luz la temporada pasada, cuando Mbappé fue sustituido en un partido y se fue al banquillo echando pestes contra Neymar por no pasarle la pelota. Las cámaras captaron sus comentarios.

No es la primera vez que se hace público la fría relación que mantienen las dos estrellas. El año pasado el entonces entrenador Mauricio Pochettino confesó que tuvo que rebajar la tensión entre ambos después de que en un partido curiosamente también contra el PSG se viera a Mbappé quejarse de que nunca recibe asistencias de Neymar. 

 

Comenta con Facebook