Messi no volverá al Barça mientras Laporta sea su presidente

Messi no volverá al Barça mientras Laporta sea su presidente

| 2022-08-10

| Fede Peris

El diario Sport afirma que Laporta le vuelve a abrir las puertas del Barça a Messi, pero la herida no ha cicatrizado y Leo no volverá hasta que no haya otro presidente en el palco del Camp Nou.

Leo Messi no está para aventuras. A sus 35 años solo espera cumplir el año que le resta de contrato con el PSG para después abandonar el fútbol de elite y máxima exigencia y enrolarse en el MLS estadounidense en las filas del Inter de Miami. Lo tiene hablado con Luis Suárez, Cesc Fàbregas, Sergio Busquets y Jordi Alba. Todos coincidirán en Miami. Un retorno al Barça le produce pereza, fundamentalmente por su edad, ya que no sería una apuesta de futuro.

Messi no volverá ni como futbolista ni en ninguna otra función

El diario Sport ha dejado la puerta abierta al regreso de Leo Messi. Y lo vende como una ilusión de Joan Laporta. De cualquier forma no se trata más que de un brindis al sol de cara a la galería. Laporta sabe que Messi no volverá al Barça, ni como jugador ni en ninguna otra función, mientras él sea el presidente del club. El fue el presidente que le echó del club de toda su vida y no se lo ha perdonado.



Pero a Laporta le produce réditos de popularidad hablar de Messi y abrirle la puerta del Barça que hace ahora un año le cerró. Ahora Laporta dice en público que la vuelta de Messi traería beneficios para todas las partes. Parece ser que hace un año su continuidad solo producía pérdidas.

Poco le importó a Laporta echar a Messi después de prometer su continuidad durante las elecciones. De hecho, en esa época presumió de que él era el único candidato capaz de convencer a Messi para seguir en el Barça, como si el jugador quisiera irse, algo que no pasó en ningún momento por su cabeza.



Laporta no lo rregló ni con asados ni con guisados

Y habló de que "yo con un asado soluciono la continuidad de Messi en el Barça". No hubo asados ni guisados. Messi se fue porque el Barça no le podía pagar. Y un año después estamos igual, con la necesidad de despedir con urgencia a valores consagrados de la plantilla como única solución para poder inscribir a los nuevos fichajes. Messi se fue, el Barça se ahorró su ficha y el club generó ya sin él unas pérdidas de 150 millones de euros, lo que confirma que el problema no era él.

La cuestión es que Laporta echó a un futbolista de 34 años y ahora se plantea repescarlo con 36. Pero eso nunca se producirá. Messi ni siquiera contesta las llamadas o los mensajes que le deja Laporta. No quiere saber nada de él. Y no volverá al Barça mientras siga en la presidencia.



Messi se siente dañado por la gestión de Laporta. Él nunca quiso abandonar su casa de Castelldefels ni iniciar la aventura en un club extraño en donde hablan un idioma que no entiende. Él era feliz en el Barça y no le dejaron continuar. Ahora ya es tarde. Lo hecho, hecho está.

Sigue añorando al Barça y su casa de Castelldefels, pero ni siquiera el equipo competitivo que ha fabricado el Barça le hará cambiar de opinión. Leo solo volverá al Barça cuando otro presidente se siente en el palco.



Comenta con Facebook