La UEFA le coloca un árbitro amigo al Real Madrid para volver a Cibeles

La UEFA le coloca un árbitro amigo al Real Madrid para volver a Cibeles

| 2022-08-09

| Fede Peris

MIchael Oliver fue el de la épica y el ADN en el Real Madrid-Juventus de la Champions 2018 señalando un penalti decisivo e inexistente a favor del Real Madrid en el minuto 93.

Aunque el aparato de propaganda al servicio de Florentino Pérez obvie los detalles y se quede con el recuento de títulos, en los medios europeos, en donde sí se han denunciado los títulos del Real Madrid conseguidos bajo sospecha, no ha pasado desapercibida la designación del colegiado inglés Michael Oliver para dirigir la final de la Supercopa que enfrenta al Real Madrid con el Eintracht de Frankfurt. Un árbitro amigo para Florentino Pérez.

Uno de los mayores escándalos de la Champions

¿Será que la UEFA quiere congraciarse con el Real Madrid y le envía guiños para que vuelva al redil y se olvide de la Superliga? Lo cierto es que la designación de Michael Oliver es más que sospechosa. Él fue el responsable de uno de los mayores hurtos que se recuerda en la historia de la Champions League. Y a favor del Real Madrid, naturalmente.



La propaganda habla de Ovrebo o de Aytekin, pero sufre amnesia cuando se trata de recordar los grandes escándalos que jalonan la historia del Real Madrid en esta competición. Sólo importan los 14 títulos y no la forma como llegaron.

La épica y el ADN del Real Madrid con las ayudas arbitrales

Michael Oliver solo le ha pitado un partido al Real Madrid y acabó con atraco en el minuto 93, el tiempo de la épica... y de los penaltis a favor del Real Madrid cuando el ADN no es suficiente y hace falta una ayudita extra.



Lo de Michael Oliver fue tan escandaloso que logró sacar de sus casillas al mítico Gianluigi Buffon, con una trayectoria modélica de deportividad, que acabó rajando contra el atraco que había sufrido su equipo, la Juventus, para que el Real Madrid saliera beneficiado.

El penalti de Benatia a Lucas Vázquez en el minuto 93

Fue en la temporada 2017-2018. El Real Madrid ganó en la ida en Turín por 0-3 y perdía en la vuelta en el Bernabéu por 0-3 cuando en el minuto 93 el colegiado Michael Oliver se sacó de la manga un penalti que solo vio él de Benatia sobre Lucas Vázquez, que ya es famoso en el mundo entero más por sus triquiñuelas y juego sucio que por la calidad de su fútbol.



Cristiano Ronaldo anotó el penalti, su especialidad, y el Real Madrid pasó la eliminatoria a su manera. El Real Madrid ganó esa Champions League. Pero el aparato de voceros al servicio de los intereses de Florentino Pérez se encargó de ponerle sordina a este escándalo que tiñó de sombras ese nuevo título, como tantos otros... Así gana el Madrid. En esto consiste la épica del Real Madrid.

Michael Oliver vuelve a cruzarse en el camino del Real Madrid. Será para bien, seguro.



 

Comenta con Facebook