¿Dónde está el señorío? Feo detalle del Real Madrid con el Barça

¿Dónde está el señorío? Feo detalle del Real Madrid con el Barça

| 2022-02-22

| Fede Peris

Mirotic tiró de valores para felicitar al perdedor. En el Barça aún esperan que el Real Madrid felicite al campeón de la Copa del Rey de baloncesto.

El señorío se demuestra andando. No basta con apropiarse de la palabra, hay que predicar con el ejemplo para presumir de ella. Y al Real Madrid de Florentino Pérez le cuesta mucho ejercer el señorío. En el Barça aún esperan su felicitación por el título de campeón de la Copa del Rey de baloncesto.

Se les llena la boca con el señorío, pero no saben lo que es. En las últimas horas hemos tenido una nueva demostración del mal perder del Real Madrid. Y eso que su presidente, Florentino Pérez, se desplazó a Granada para asistir a la cuarta derrota consecutiva de su equipo en el clásico de baloncesto. Y pasó un mal rato. Aún no se ha repuesto.



La reacción recuerda a las respuestas viscerales de Mourinho, que en una Supercopa de fútbol sacó a sus jugadores del Camp Nou para que no asistieran a la entrega del trofeo al FC Barcelona. El hecho no es nuevo en la historia reciente del Real Madrid. Es su modo de entender el deporte. O ganan ellos, o rabieta. Y para las derrotas, por supuesto, la culpa siempre es de los árbitros.

A Florentino se le revolvieron las tripas

A nadie del club se le ocurrió felicitar al campeón. Junto al Casademont Zaragoza, el Real Madrid ha sido el único equipo de la ACB que no se ha dignado a felicitar al Barça. Todos lo han hecho, desde sus rivales en este mismo torneo (Manresa y UCAM Murcia) hasta el rival local, Joventut de Badalona. 



Es evidente que a Florentino Pérez le cogió un nuevo berrinche con el baloncesto. Pensó que quitándole al Barça a dos buenos jugadores podría conseguir un equilibrio de fuerzas respecto al equipo de Jasikevicius, pero no es suficiente. Es un problema de escudo, de camiseta, de ADN ganador, de no bajar los brazos hasta el final, de no rendirse nunca. Y de todo eso el Barça va sobrado y el Real Madrid muy necesitado.

A Florentino Pérez se le revolvieron las tripas, como le volverá a pasar con su otra apuesta, el fútbol femenino, que tiene otro clásico a la vista en la Champions League.



Una pena la actitud del Real Madrid, especialmente después de los valores mostrados por el MVP de la competición, Nikola Mirotic, que en sus primeras palabras tras recoger el trofeo tuvo palabras de felicitación para el subcampeón.

Es la diferencia entre los valores y el señorío entendido sólo de boquilla.



El Barça fue felicitado por casi todos

 

Comenta con Facebook