Los del nadaplete no entienden que el Barça sea feliz jugando bien

Los del nadaplete no entienden que el Barça sea feliz jugando bien

| 2022-01-13

| Fede Peris

La caverna más casposa de Florentino aprovecha sus últimos instantes de gloria antes de que los chavales del Barça vuelvan a humillar al Real Madrid con goleadas como las recientes que no han tenido respuesta.

Los medios palmeros al servicio de Florentino Pérez y sus caprichos han utilizado la euforia que ha generado en Barcelona el salto hacia adelante que ha dado el equipo de Xavi para venderlo como acto de mediocridad, cuando es todo lo contrario.

A diferencia de lo que sucede en la capital, en el Barça no basta con vencer, hay que convencer. En el Camp Nou se han visto pañuelos para castigar a un equipo que se retiraba al descanso después de atizarle un 5-0 al Rayo en 45 minutos. En Barcelona se ha despedido a un entrenador, Ernesto Valverde, cuando iba líder en LaLiga y después de que en sus dos primeras temporadas le sacara 16 y 19 puntos al Real Madrid.



No basta con vencer, hay que convencer

Al barcelonismo no le basta con ganar. Y mucho menos con ganar a cualquier precio campeonatos que están teñidos con la sombra de la duda y la adulteración, aunque otros disfruten ganando así. No es un problema de acumular títulos, sino de disfrutar con el equipo e identificarse con él y con su estilo de juego. Y es que en Cataluña, "ese pequeño país al nordeste de la península", como lo definió Pep Guardiola, no todo vale. Y de la misma manera que no sirve jugar mal y ganar, tampoco se aplauden los perversos métodos que otros utilizan para amedrentar a la clase arbitral.

El barcelonismo se conforma con disfrutar de un equipo del que se siente orgulloso. Gane o pierda. Al Barça de Xavi, según los voceros profesionales de la genuflexión ante Florentino Pérez, el Madrid lo iba a aplastar. Le iban a meter una manita y lo dejarían KO para el resto de su vida. 



El equipo menos español de los equipos españoles

Y lo que se vio no sólo no fue eso, sino que el Barça, aún perdiendo, le dio un repaso a los blancos gracias a la recuperación de dos chavales que llevaban tres meses sin jugar. Y no son de Francia, ni de Brasil, ni de Croacia, ni de Alemania, ni de Uruguay, ni de Alemania. Son  de aquí. Y eso, que no entienden en Madrid, porque no les alcanza entender lo que es más que un club, llena de orgullo al barcelonismo.

No se trata de comprar Balones de Oro. Se trata de fabricarlos. Pero eso tampoco no lo captan en Madrid, en donde prefieren comprar, comprar y comprar y les da lo mismo de dónde son los que llevan el escudo de su camiseta mientras se haya pagado un pastizal por ellos. La foto de Messi, Xavi e Iniesta como los tres finalistas del Balón de Oro en 2011 jamás la verá el Real Madrid con tres canteranos suyos. No lo pueden entender. Quizá por eso durante un tiempo el madridismo simpatizaba más con la selección de Portugal que con la española. Por eso el Real Madrid es el equipo menos español de todos los equipos españoles. Por eso suenan las campanas en el Bernabéu cuando Ancelotti, como sucedió ayer, se hace el valiente y se atreve a poner tres españoles en su alineación.



¿Felicitará Florentino Pérez a sus chicas en la Champions League?

Laporta felicitó a sus jugadores por el baño que le dieron al Real Madrid sobre el césped viniendo de donde vienen, de sucumbir ante el Bayern o de empatar en Granada. Y en Madrid no entienden que cuando unos jugadores lo dan todo y además superan a su rival, merecen un aplauso, aunque el resultado sea adverso. Es un problema de educación deportiva. Y el que no la tiene no la tendrá nunca. 

Y no, como dicen en Madrid los palmeros del régimen, nadie se imagina a Florentino Pérez felicitando a sus jugadores después de perder un título. Quizá por eso hubo tan pocas felicitaciones la última temporada, la del nadaplete madridista. Tampoco nos imaginamos al 'ser superior' el próximo día 30 en el Camp Nou abarrotado asistiendo a la humillación pública que se prevé en el clásico de Champions femenino. Florentino no sólo no felicitará a sus chicas, sino que ni se acercará por ahí si huele sangre y huirá del lugar de la tragedia. Es otra cultura y otra educación.



Sin respuesta a las humillaciones del Barça

Son así. Veían al Barça hundido, destrozado, desaparecido. Y resulta que el peor Barça de la historia le da un baño al Real Madrid. Ahora sólo falta ganar, como dijo Piqué. Pero ya llegará. Hay mucho talento entre mucha gente joven y con gran porvenir. Esto son ciclos y ahora le toca a los jóvenes. Mientras tanto, el veterano Real Madrid, el del nadaplete, empieza a cerrar el suyo sin haber respondido a ninguna de las afrentas recibidas por el Barça en los últimos años. ¿Se acuerdan del 5-0, 2-6, 5-1, 0-4 o 0-3? ¿A qué están esperando? Se les va a pasar el arroz.

En esos partidos el Barça no sólo venció. También convenció. Es lo que no entienden.

 

 

Comenta con Facebook