Xavi copia a Robson, el okupa del banquillo propiedad de Cruyff

Xavi copia a Robson, el okupa del banquillo propiedad de Cruyff

| 2022-01-05

| Fede Peris

Xavi alineó en Mallorca una defensa con cuatro centrales. Por lo mismo Bobby Robson fue masacrado por la prensa cruyffista.

El Barça jugó con cuatro centrales en Mallorca: Mingueza, Piqué, Eric García y Araujo. Algo parecido se utilizó como excusa para reclamar el cese de Bobby Robson en el banquillo del Barça en la temporada 1996-97.

Robson fue un "okupa" en un banquillo que era propiedad de Cruyff

El técnico británico Bobby Robson, ya muy veterano, llegó al Barça para sustituir a Johan Cruyff y fue objeto de una despiadada campaña mediática en su contra, tal y como han admitido con posterioridad algunos periodistas que participaron en ella.



Se trataba de que Robson pagara los platos rotos del despido traumático de Johan Cruyff, víctima de los pobres resultados de su último año como entrenador del Barça. Un sector muy influyente de la prensa catalana se alineó en contra del entrenador, al que se consideraba un "okupa" de un banquillo que sólo podia ser propiedad de Johan Cruyff.

Robson se llevó los palos, pero las mismas críticas feroces habrían caído sobre cualquier otro entrenador que se hubiera sentado en un banquillo que sólo podía ser de Cruyff. A Robson le crucificaron porque era buena persona. Luego llegó Van Gaal, y más de lo mismo porque no era buena persona y parecía un sargento. Aquel Barça vivía en un clima de inestabilidad total.



Pañolada con un 5-0 en el descanso

Pero aún así Robson ganó la Copa y la Recopa de Europa y estuvo muy cerca de conseguir la liga, pero dos tropiezos ante el Hércules, que acabaría descendiendo, apartaron al Barça del título de liga. Estaba la gente tan sensibilizada con la campaña de prensa contra Robson que en un partido ante el Rayo Vallecano, el Camp Nou se llenó de pañuelos cuando los jugadores del Barça se dirigían a la caseta tras la primera mitad ganando por 5-0.

Robson se desmarcó de los principios fundamentales de cruyffismo y cambió por completo el sistema de juego del Barça, fundamentalmente para aprovechar la calidad y la potencia de Ronaldo Nazario, que ese año, 1998-99 jugó la mejor temporada de su vida con goles inolvidables.



El Barça de los cuatro centrales

Y eso no se le perdonó a Robson. Por ejemplo, jugó buena parte de la temporada con muchos delanteros, pero también con muchos defensas. Y el hecho de alinear a cuatro centrales para formar la retaguardia blaugrana (Abelardo, Couto, Blanc y Nadal) fue utilizado para masacrarle a críticas. El Barça no podía jugar con cuatro centrales. Eso iba contra los principios fundamentales del cruyffismo.

Y Xavi Hernández, que presume de ser heredero del legado que dejaron Johan Cruyff y Pep Guardiola y que se alinea como seguidor de los principios de sus dos predecesores, alineó en Mallorca a cuatro centrales como línea defensiva del Barça. Pero a Xavi no le han llovido los palos.



Son otros tiempos y Xavi tiene crédito para saltarse los principios fundamentales del cruyffismo, que solucionaba los partidos colocando a Alexanko como delantero centro, a lo Luuk De Jong.

Comenta con Facebook