Así perdió Ancelotti ante el Barça una liga que tenía ganada con el Real Madrid

Así perdió Ancelotti ante el Barça una liga que tenía ganada con el Real Madrid

| 2021-12-28

| Redacción MB

"Conozco el fútbol, en tres días puede cambiar todo". Esto es lo que cambió en la temporada 2014-15, cuando Ancelotti fue despedido del Real Madrid tras el triplete del Barça.

"Conozco el fútbol, en tres dias puede cambiar todo". Son palabras de Carlo Ancelotti después de vencer con el Real Madrid en Anoeta en una jornada en la que perdieron Barça y Atlético de Madrid. La prensa palmera ya festejaba el título de Liga, pero Ancelotti se mostró más cauto. Tenía sus motivos.

Barça, triplete. Ancelotti, despedido

En la temporada 2014-15 Carlo Ancelotti era el entrenador del Real Madrid. En la temporada 2014-15 el Barça logró el segundo triplete de su historia. Ese año al Real Madrid de Ancelotti le tocó nadaplete una vez más. Ese año Ancelotti fue despedido del Real Madrid.



Y nadie lo hubiera dicho al término de la primera vuelta. El Madrid mandaba y el Barça estaba sumido en una tremenda crisis que amenazaba incluso con el cese de Luis Enrique. El Barça perdió el primer partido del año en Anoeta. Hubo un enfrentamiento feroz entre Luis Enrique y Messi en el vestuario. Acabaron dándose la mano y el equipo salió disparado hacia arriba: Liga, Copa y Champions League. 

Y Carlo Ancelotti fue despedido ante tanta afrenta. Su crédito por La Décima se agotó después de dos temporadas en el Real Madrid sin saber ganar La Liga, y es que en la anterior edición liguera el Real Madrid de Ancelotti acabó tercero por detrás del Atlético de Madrid y el Barça.



El técnico italiano tiene la espina clavada y sabe que estas cosas suceden en el fútbol. Sabe que si se constipa Benzema su equipo puede acabar en la UVI, como le ha pasado al Barça con los constipados de Ansu Fati y Pedri.

El Real Madrid de Ancelotti era invencible: 22 partidos, 22 victorias

Ese año, 2014-15, con Benzema y Cristiano como puntas y con Isco y James como interiores, el Real Madrid protagonizó el mejor inicio de campeonato de la historia. Los 22 partidos iniciales los resolvió con 22 victorias en todas las competiciones. Récord absoluto en España y casi mundial (el Ajax llegó a hacer 26 de 26).



Aquel Real Madrid de Ancelotti era invencible. Ganaba y daba espectáculo. Mucho más que el de ahora. Pero aquel Madrid se derrumbó. Llegó la jornada 17 en Valencia y con ella el desastre. Recuerdan las crónicas que Ancelotti sustituyó a Bale, éste fue a quejarse a su agente y armó la marimorena. Ese fue el día que el Barça cayó en Anoeta y el Camp Nou se incendió con el choque de trenes que protagonizaron Messi y Luis Enrique.

El Real Madrid le sacaba cuatro puntos al Barça y siete al Atlético. Pero ya nada fue igual en la segunda vuelta de una temporada que la que la claca mediática al servicio de Florentino inició hablando de triplete. No hay que olvidar que en su primera temporada blanca, Ancelotti ganó la Copa y la Champions League. Ese año tocaba repetir y añadir la Liga.



Después de ser despedido, Ancelotti no se toma a broma al Barça

Pero la Liga se le escapó al Real Madrid porque los jugadores del Barça liderados por Messi se propusieron ganar ese triplete imposible destinado al Real Madrid, y lo consiguieron.

La reacción de Florentino Pérez, humillado, fue fulminante: Ancelotti, a la calle. Y llegó Benítez. Y luego Zidane.

Ancelotti fue la víctima propiciatoria. Pagó los platos rotos del triplete del Barça, aquella gesta que, como dijo Piqué, "empezó con Kevin Roldan" y la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo.

El técnico del Real Madrid sabe mejor que nadie, porque no lo ha olvidado, que al Barça no se le puede tomar a broma... por mal que esté. Este año el Barça no podrá responder con un triplete, pero mucho ojo...

 

 

 

 

Comenta con Facebook