Xavi buscará en Múnich el regalazo de Navidad para el Barça

Xavi buscará en Múnich el regalazo de Navidad para el Barça

| 2021-11-22

| Carlos Muñiz

Necesita ganar el martes al Benfica para acudir a Múnich en el partido de trámite que cierra la fase de grupos como si fuera la final de la Champions. Xavi quiere venganza y dar una alegría al barcelonismo en Navidad.

Una victoria del Barça ante el Benfica el próximo martes en el Camp Nou garantizaría la clasificación del Barça para los octavos de final de la Champions League. Ese es el objetivo de Xavi en Europa. Dejar lista la clasificación el martes próximo para que el último partido se convierta en un trámite.

Xavi le ha dado vueltas al tema en los últimos días y lo ha comentado con los jugadores. Están intentando generar el clima de excitación que sirva para ganar este sábado al Espanyol, solucionar el partido del martes ante el Benfica y acudir a Múnich el 8 de diciembre en busca del regalo navideño que merecen los sufridores seguidores del FC Barcelona.



Hay muchas afrentas pendientes en los últimos años, especialmente el 2-8 de Lisboa, que no han tenido respuesta por parte del Barça. Y la ocasión la pintan calva. Si el Barça llega a Múnich clasificado después de vencer al Benfica, el Bayern-FC Barcelona de la última jornada de la fase de grupos se convertirá en un trámite.

Pero el Barça no acudirá al Allianz Arena a cumplimentar un trámite y se tomará el partido como si fuera la final de la Champions League. Para ese día Xavi espera contar con su artillería pesada, recuperando a Pedri, Ansu Fati y Dembélé, y se medirá a un rival desmotivado que ya tiene la clasificación ganada en un ambiente frío porque el repunte de la pandemia del Covid 19 ha obligado a las autoridades germanas a reducir el aforo de los espacios públicos.



El Bayern-Barça podría ser a puerta cerrada

El Bayern-Barça podría jugarse ante un 25% del aforo del Allianz Arena o incluso a puerta cerrada. El lander de Baviera registraba hoy 1.000 casos de contagio por Covid cada 100.000 habitantes. Si estos registros no bajan en los próximos días, el partido que cierra la fase de grupos en Múnich se celebraría sin público.

El presidente del lánder bávaro, Markus Söder, ya ha cerrado bares y discotecas hasta el 15 de diciembre y también ha tomado la difícil decisión de no abrir el mercadillo navideño. Colegios y guarderías estarán abiertas pero con toque de queda desde las 22 h.



Y Xavi quiere aprovechar la oportunidad para sorprender a un Bayern desprevenido y confiado. Es el partido que Xavi se ha marcado como ensayo general para visualizar el gran Barça con el que sueña, el que presiona arriba, el que muerde para recuperar el balón, el que controla el juego con la posesión, el que triangula, el que llega a puerta sin especular...

Aunque Xavi ya habrá disputado tres partidos como entrenador del Barça para entonces, en realidad, tras los ensayos, el partido de Múnich será el gran estreno de su obra, lo que él pretende que sea el punto de partida de una segunda mitad de la temporada triunfal.



Comenta con Facebook