Alves, en 2017 sobre el Barça: "Falsos, desagradecidos, no me respetaron"

Alves, en 2017 sobre el Barça: "Falsos, desagradecidos, no me respetaron"

| 2021-11-20

| Fede Peris

"Irme del Barça fue una hostia con clase", dijo en 2017 el mismo Alves que ahora vive una luna de miel con "el club de sus amores".

La hemeroteca es traicionera. Sobre todo para los que, como Dani Alves, habla demasiado. El "ilusionante" fichaje del Barça se fue hace cinco años del Camp Nou echando pestes y así ha seguido hasta que le ha llegado la oportunidad de volver. Ahora todo son flores, pero en el pasado Dani Alves pensaba, y lo expresaba, de manera muy diferente sobre su estimado Barça.

En febrero de 2017, ya fuera del Barça, Dani Alves se despachó a gusto contra el “club de sus amores”, ese club al que ahora tanto quiere y al que ha declarado amor eterno.



Dani Alves ha vuelto al Barça para aprovecharse de él. A sus 38 años necesita ponerse en forma para poder disputar con Brasil el Mundial de Qatar que se celebra exactamente dentro de un año. Y ha elegido el Barça porque ya nadie le quiere. 

Y llega haciéndose el simpático y besando el escudo cuando los que conservan la memoria recuerda cómo fue de turbulenta su etapa culé. Todas sus renovaciones fueron traumáticas porque, como ya habí­a hecho en el Sevilla, siempre hablaba de supuestas ofertas para intentar sacarle más dinero al club.



“Irme del Barça fue una hostia con clase”

Alves tuvo la suerte de formar parte del Barça en la mejor época de la historia del club. Y de eso se aprovecha ahora. Parece vivir una luna de miel con el club, pero lo cierto es que en el pasado hubo más desencuentro que pasión en su relación con el club. Y la prueba es que le faltó tiempo para largarse por piernas y sin dejar un euro en caja. 

Luego, cuando se enfrentó al Barça no mostró el más mí­nimo detalle de cariño por el club que le lanzó al estrellato.



En febrero de 2017 dijo Alves en ABC: "Me gusta que me quieran, y si no me quieren, me voy. Irme gratis del Barcelona fue una hostia con clase. En mis tres útimas temporadas se escuchaba que me iba, pero los directivos nunca me decían nada a la cara. Fueron muy falsos y desagradecidos. No me tuvieron respeto. Solo me ofrecieron renovar cuando le sanción de la FIFA. Entonces es cuando yo entré en juego y firmé una renovación con cláusula liberatoria. Los que hoy dirigen el Barcelona no tienen ni idea de cómo tratar a sus futbolistas".

Y hace apenas un año, el 6 de noviembre de 2020, manifestaba en RAC1 sobre el Barça: "La gestión se ha ido, entre comillas, prostituyendo. Quizá el presidente ha estado mal aconsejado. Para mí­ ahora el Barcelona no tiene ninguna filosofí­a"... "Antes el Barcelona tení­a una identidad, ahora es un club de compra-venta. Así tendrá muchos futbolistas valiosos, pero que no defenderán su filosofí­a".



Alves añadí­a: "Me hubiera quedado toda la vida aquí­, pero me parece una falta de respeto que me quisieran echar por la puerta de atrás. Si me hubieran tratado como deberí­an, seguirí­a en el Barcelona. Rechacé mucho dinero del Real Madrid, que guste o no es un gran club, para ir al Camp Nou y no querí­a que me echaran, lo que querí­a era irme cuando yo quisiera. El Barça ha perdido la identidad".

Este es el mismo Dani Alves que embauca ahora al personal vendiéndoles la moto de que va a salvar al club... con 38 años.

Comenta con Facebook