Laporta prescinde de Koeman y toma el mando del vestuario

Laporta prescinde de Koeman y toma el mando del vestuario

| 2021-09-30

| Fede Peris

El presidente entró en el vestuario para arengar a los jugadores aprovechando que Koeman estaba atendiendo a los medios.

Ronald Koeman está sentenciado. Sólo el pago de su finiquito y el acuerdo con el nuevo entrenador frenan el anuncio de su despido, que puede producirse en las próximas horas. El técnico holandés ha perdido el respeto de sus jugadores y el crédito del presidente.

A Laporta no le sorprende que, pese a llenar la plantilla de holandeses en busca de su fidelidad, la plantilla le haya dado la espalda a Ronald Koeman. Ayer lo volvió a hacer: "Hay muchos equipos que son físicamente mejores", dijo Koeman al término del partido de Lisboa, una sentencia que se une a la cantinela de "esto es lo que hay" que tanto molesta a los futbolistas, que no se sienten respaldados por su técnico y muchos de ellos piensan que juegan porque otros están lesionados o porque no se puede fichar.



Laporta se coló en el vestuario

Pero en este momento nadie duda en Barcelona de que Koeman no volverá a sentarse en el banquillo del Barça. Y más después de ver anoche a Laporta bajar al vestuario -algo que su gurú Johan Cruyff tenía terminantemente prohíbido- para levantar el ánimo de los jugadores, una tarea que corresponde al entrenador, y además lo hizo sin estar Koeman presente, lo que es una provocación en toda regla.

Una más a la espera de una reacción del holandés en forma de cese. Laporta aprovechó el momento en el que Koeman estaba atendiendo a los medios para colarse en el vestuario.



Pero Koeman no se va a ir. Si Laporta quiere perderle de vista, le tendrá que despedir indemnizándole de acuerdo a lo pactado. Ronald Koeman no perdonará un euro y el nuevo entrenador no podrá ser inscrito hasta que el holandés no firme la liquidación económica.

Laporta tiene un plan

Laporta intentó tranquilizar a los jugadores diciéndoles que el club pondrá en marcha un plan para arreglar la actuación situación. Lo mismo hizo el martes, antes de emprender viaje a Lisboa, aunque la arenga, vistos los resultados, no le funcionó.



El problema de despedir a Koeman ahora es que el club deberá invertir en su indemnización los escasos recursos con los que contaba para realizar algún movimiento en forma de fichajes en el mercado de invierno.

 



Comenta con Facebook