Pedrito sigue amargándole la vida a Mourinho

Pedrito sigue amargándole la vida a Mourinho

| 2021-09-27

| Fede Peris

Mourinho despidió de las Roma a Pedro y ahora se toma cumplida venganza como jugador de la Lazio. Ya le ha marcado a cuatro equipos del técnico portugués.

Pedro Rodríguez, el canario a quien Pep Guardiola subió al primer equipo del Barça junto a Busquets procedente del Barça B, le amargó la vida a Jose Mourinho en su etapa como técnico del Real Madrid. Ha pasado ya más de una década y la vida sigue igual. Pedro, Pedrito, sigue haciéndole la vida imposible al técnico portugués.

La primera decisión de Jose Mourinho al hacerse cargo de la Roma fue despedir a Pedro, que tras dejar el Barça fichó por el Chelsea y luego partió rumbo a la capital italiana. A Mourinho no le gustaba Pedro, le traía malos recuerdos, le había dado muchos disgustos con sus goles en el Barça y quería perderle de vista.



Y Pedro se buscó la vida y acabó en el rival local la Lazio. Dicen que la venganza es un plato que se sirve en plato frío, y Pedro no ha tardado mucho en darse el gustazo de vengarse del técnico portugués.

Este fin de semana hubo derbi local en Roma: Lazio-Roma. El equipo de Mourinho recibió un rapapolvo de la Lazio y Pedro colaboró con el 3-2 final con un gol, lo que mejor sabe hacer. De esta manera, la Roma se convirtió en el cuarto equipo dirigido por Mourinho que sufre los goles del delantero canario.



Pedro es la pesadilla de Mourinho

Pedro le marcó al Inter de Mourinho, al Real Madrid de Mourinho, al Manchester United de Mourinho y ahora a la Roma de Mourinho.

¿Y cómo reaccionó el técnico portugués ante la afrenta sufrida en el derbi local? Como siempre. El cansino Mourinho ha vuelto a cargar contra los árbitros. La autocrítica no va con él. 



"Faltó la segunda amarilla a Lucas Leiva. Fueron dos acciones parecidas a las de Pellegrini. Él sí fue expulsado (no jugó ante la Lazio por sanción), y esta vez nada. El 'director del partido' fue decisivo. El árbitro y el VAR no estuvieron a la altura. Jugamos mejor y merecimos otro resultado. La sensación que tiene la gente como yo, que entrené en Italia hace diez años, es que el fútbol italiano ha mejorado mucho. Lamentablemente el árbitro y el VAR no tenían el nivel para un partido como este"

Y añadió: "Faltó la segunda amarilla a Lucas Leiva. Fueron dos acciones parecidas a las de Pellegrini. Él sí fue expulsado (no jugó ante la Lazio por sanción), y esta vez nada. Fuimos el mejor equipo, claramente cuando encajas tres goles algo has fallado, pero dos fueron contragolpes y uno llegó mientras esperábamos un penalti a favor". Si dos goles de la Lazio fueron de contragolpe, deben tener menor valor para Murinho según parece.



Mourinho no cambia. Mientras su gran rival Pep Guardiola sigue en la cresta de la ola, ganando la Premier League y alcanzando la final de la Champions League, Mourinho va dando tumbos despedido de todos los equipos a los que va. Los últimos, Chelsea, Manchester United y Roma. Veremos lo que tarda en ser cesado en la Roma. Su discurso victimista ya no lo compra nadie.

Y Pedro Rodríguez, feliz.

 

 

Comenta con Facebook