Problema de comunicación en el PSG: Messi y Mbappé no se hablan

Problema de comunicación en el PSG: Messi y Mbappé no se hablan

| 2021-09-20

| Fede Peris

Messi no progresa con el idioma francés y necesita de intermediarios para relacionarse con Mbappé.

La colección de cromos que ha montado el PSG le ha generado un serio problema a su entrenador, Mauricio Pochettino, que ayer, en el estreno de su tridente mágico, no dudó en sacar a Leo Messi del campo para tratar de ganar el partido ante el Olympique de Lyon.

Y es que la convivencia en el vestuario del PSG, plagado de estrellas, no es fácil. Y más cuando una de ellas, Kyllian Mbappé, está allí a disgusto y obligado a soportar los privilegios que disfrutan Messi y Neymar.



El PSG defiende con ocho

Tácticamente el equipo como tal no funciona porque ataca con once y defiende con ocho. Y eso es un problema para un equipo que aspira a ganar la Champions League esta temporada sí o sí. El Barça ya vivió en los últimos años la foto del fracaso, temporada tras temporada, como consecuencia de una plantilla que según su líder no alcanzaba para ganar la Champions, aunque buena parte del resto de jugadores, empezando por Ter Stegen, pensara que el que no alcanzaba era él como líder de un equipo que defendía con diez.

El problema se multiplica por tres ahora en el PSG, en donde Mbappé, Neymar y Messi consideran que su talento al servicio del colectivo es suficiente como contribución al juego del equipo. Y el PSG se rompe cuando el rival tiene la pelota, como quedó demostrado ante el Lyon.



Y Pochettino, que lo vio claro, sacó del campo a Messi en el último cuarto de hora, cuando tocaba el arreón final. Y el PSG marcó y ganó. Otra cosa es la repercusión que pueda tener esa decisión en el futuro de Messi en el equipo parisino. Se sabe que al argentino no le hizo ninguna gracia. Eso nunca le pasó en el Barça, en donde vivía más arropado.

La relación de Messi con Mbappé no es fluida

De momento, lo que se sabe es que la relación del argentino con Mbappé no es fluida. Más bien no existe. El argentino, que en 23 años en Barcelona no aprendió una palabra de catalán, no es muy dado a los idiomas y tampoco parece que tenga mucho interés en aprender francés.



La escasa relación que mantiene con Mbappé siempre es a través de sus compañeros argentinos o españoles que ejercen de traductores. También Neymar ayuda. Pero la comunicación directa entre ambos no existe y este detalle ayuda a enfriar su trato. La falta de comunicación entre las dos estrellas se aprecia también en el campo, en donde Messi siempre busca a Neymar, como si Mbappé no existiera.

Comenta con Facebook