La foto de la vergüenza de Joan Laporta junto a Florentino

La foto de la vergüenza de Joan Laporta junto a Florentino

| 2021-08-28

| Redacción MB

Existe constancia gráfica de la "celebración" que se corrieron en el restaurante Botafumeiro de Barcelona Joan Laporta y Florentino Pérez horas después del anuncio de la marcha de Messi del Barça

Joan Laporta está dilapidando a marchas forzadas el crédito que le proporcionó el barcelonismo en las elecciones. Nadie podía imaginar en la fecha de los comicios que poco después el presidente del Barça traicionaría al barcelonismo despachando a Leo Messi por la mañana y celebrándolo por la tarde con Florentino Pérez en el Butafumeiro.

Ese día Joan Laporta se dejó retratar con Florentino Pérez después de su opípara comida a la salud de los socios del Barça, que son los que siempre pagan las facturas de su presidente. Y esa imagen le ha dejado a Laporta retratado.



Al barcelonismo no le gusta que su presidente ejerza de lazarillo de Florentino Pérez, que secunde todas sus acciones, incluido el golpe de estado a la UEFA a través de la Superliga o la renuncia al préstamo de casi 300 millones a interés cero que ofreció LaLiga.

Nunca como hasta ahora el Barça ha estado a las órdenes del Real Madrid y la foto del Botafumeiro no hace más que confirmar el papel de lacayo de Florentino Pérez que Joan Laporta ha aceptado ejercer no sabemos a cambio de qué.



En la foto fe la vergúenza aparece Joan Laporta junto a Florentino Pérez y el director general del club, Ferran Reverter, muy felices ellos apenas unas horas después de anunciar el despido de Leo Messi. Se entiende que Florentino Pérez estuviera feliz y contento y que encontrara en el tema un motivo para celebrarlo a lo grande con una mariscada. Lo de los representantes del Barça se entiende menos o directamente no se entiende.

Allí estaban el presidente del  Barça, el presidente del Real Madrid y el presidente de la Juventus. Laporta ha perdido a Messi, Agnelli a Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez está a punto de ganar a Mbappé. Ríen todos, pero sólo uno tiene motivos para ser feliz.



Ni Florentino Pérez podía aspirar a más ni el Barça caer más bajo. 

 



 

Comenta con Facebook