David Alaba, bajo la lupa: Así jugó contra el Milan

David Alaba, bajo la lupa: Así jugó contra el Milan

| 2021-08-09

| Redacción MB

Tocó 23 balones, recuperó tres y no cometió ninguna falta.

El defensa austriaco realizó un partido serio en sus primeros 45 minutos que disputó como jugador del Real Madrid. Alaba estuvo muy seguro atrás y se animó en varias ocasiones a subir hacia el ataque, incluso llegó a tener una ocasión muy clara tras pegar un potente zapatazo que Maignan consiguió despejar.

Alaba estuvo impecable en su primer partido con la camiseta del Real Madrid. El jugador austriaco no realizó ninguna falta a lo largo del partido, ganó todos los duelos directos y perdió apenas dos balones. Estuvo participativo en el juego llegando a tocar 23 balones y llegó a recuperar 3 en la primera parte, unas números excelentes para su primer encuentro.




El jugador disputó 45 minutos, completando un partido casi estadísticamente perfecto dando un buen sabor de boca a los aficionados. El austriaco se mostró muy seguro atrás y no cometió ningún fallo a lo largo del partido. Eso sí en algún punto del partido se animó de más yéndose al ataque, pero dio sus frutos tras tener una de las ocasiones del partido. 

Superioridad física

El austriaco está como un toro y ganó varios duelos gracias a su potencia física. Alaba ha venido preparado al Real Madrid para dar su máximo. El central estuvo muy seguro en las acciones defensivas, tanto en balón parado como en posesión. Formó con Nacho una pareja muy segura atrás, llegando a conceder muy pocas ocasiones. 



La presencia de Alaba se hace notar en el campo y su superioridad física está muy por encima del resto. El central austriaco no tuvo miedo al choque, pero destacando la limpieza en el corte y su posterior salida de balón. En algunos momentos se le llegó a ver un poco perdido respecto a su posición, abusando mucho de las subidas, pero en general un partido muy regular.

Un central muy técnico

Apenas perdió balones en el partido y se mostró seguro con el esférico entre los pies. El central austriaco incluso se atrevió con algún recorte para facilitar la salida del equipo. Realizó cambios de juego a lo largo del encuentro y todos llegaron a su destino. Además, tuvo una de las ocasiones del partido tras un potente disparo que Maignan consiguió despejar.



El balón no le quema y eso el equipo lo agradece. Estuvo muy tranquilo en las situaciones del partido, sin llegar a cometer ningún error forzado en la salida del balón. El jugador fue sustituido en el minuto 45 del encuentro por Militao. Ancelotti no quiso forzar y lo reservó de cara al primer encuentro de LaLiga Santander el próximo sábado.

Comenta con Facebook