ANÁLISIS. Por qué al Barça le beneficiará la salida de Messi

ANÁLISIS. Por qué al Barça le beneficiará la salida de Messi

| 2021-08-18

| Redacción MB

Sin el tapón de Messi, las estrellas deberán dar un paso al frente y el equipo debe beneficiarse de la explosión de Ansu Fati, Pedri y Yusuf Demir.

La realidad es la que es. Leo Messi no alcanzaba para liderar a un Barça que aspira a ganarlo todo: el triplete y el sextete, como en los tiempos de Luis Enrique y de Guardiola. La fórmula del megacrack y diez jugadores a su servicio no funciona. Y menos aún si el megacrack empieza a dar síntomas de debilidad y a perder su condición de divino para acercarse al resto de los mortales.

El Barça de Messi ha navegado en los últimos años de fracaso en fracaso. Seis años ya sin ganar la Champions League y ya van dos años seguidos sin LaLiga. El club se ha jugado la camisa comprando y comprando, haciendo fichajes millonarios (muchos de ellos cuestionables, pero millonarios) para que Messi estuviera contento. Pero las caras iban cambiando en la foto del fracaso (París, Roma, Anfield, Lisboa, Granada...) y ahí estaba siempre Messi, capitaneando un equipo perdedor. La misma historia que se ha repetido con su selección hasta del bingo de la última Copa América.



Messi va a peor

"Este equipo no alcanza para ganar la Champions", llegó a decir Messi hace dos años en una absoluta falta de respeto a sus compañeros que le han respondido en el campo: "Si no alcanzamos nosotros, alcanza tú". Y Messi tampoco alcanza. Va a menos. Ha perdido explosividad, ya no desborda como antes, pierde muchos balones, sus pases ya no son milimétricos y tiene que disparar tres veces más que los demás para marcar el doble.

Messi sigue siendo un fenómeno, porque el talento nunca lo perderá. Pero el físico le va abandonando y su futuro va claramente a peor.



El nuevo proyecto sin Messi tiene un gran futuro

Y el Barça debería afrontar el futuro sin complejos. Será otro Barça. Ya no existirá un mago capaz de sacar conejos de la chistera y solucionar los partidos, como sucedía con Messi hace seis, siete y ocho años. Ahora los pesos pesados deberán dar un paso al frente y repartirse la responsabilidad que hasta ahora descansaba en Messi. Uno para todos y todos para uno. Se acabó lo de todos para uno y todos para uno.

Y el futuro de este Barça es esplendoroso. Digan lo que digan. Este proyecto tiene cara y ojos. Atrás, con un porterazo, Ter Stegen. En la defensa, junto a Piqué y Jordi Alba, Araujo, Eric García, MIngueza, Dest y Emerson. También estarán Lenglet y Umtiti que no se irán ni con aceite hirviendo. ¿Quién les va a pagar las barbaridades que cobran en el Barça?



El centro del campo también tiene nivel, aunque Koeman sigue esperando la llegada del centrocampista guerrero para liderar la destrucción del juego del rival. Ahí están Busquets, Pedri y Frenkie De Jong. Un centro del campo de altísimo nivel, quedando en la recámara Sergi Roberto, Gavi y Nico Gonzáles junto a Coutinho, que sin Messi puede ser otro, el del Liverpool, y Pjanic... si tampoco el club puede sacárselo de encima.

Este será el Barça de Pedri, Ansu Fati y Yusuf Demir (18 años los tres)

Y delante, mucha calidad: Memphis, Agüero, Ansu Fati, Griezmann, Dembélé... y, atención, Yusuf Demir. Apunten este nombre. Va a ser la gran revelación de la próxima temporada, el equivalente a lo que fueron Pedri y Ansu Fati la última temporada y la anterior. La salida de Messi puede precipitar la explosión de este austríaco de 18 años que ha llegado al Barça sin hacer ruido y como cedido y con opción de compra el próximo verano. 



Sin Messi, el Barça jugará sin hipotecas, sin el comodín del genio en tareas ofensivas, pero sin la rémora del delantero que ni defiende ni presiona, obligando a los demás a multiplicarse para hacer el trabajo que él se negaba a realizar.

Será un Barça muy diferente que, además, tiene que confirmar y entronizar en lo más alto a las jóvenes estrellas del futuro: Ansu Fati, Pedri y Yusuf Demir, los tres con 18 años. 

 

Comenta con Facebook