El lado oscuro de Laporta. Capítulo 49: Florentino Pérez le pone nervioso

El lado oscuro de Laporta. Capítulo 49: Florentino Pérez le pone nervioso

| 2021-07-31

| Administrador

Desprecio al hockey / Guardioladependencia / “Quiero que Eto´o se retire en el Barça” / “El año pasado no fue tan malo” / “¡Retrógrados!” / “Imperialismo, prepotencia y chollo” / Más Florentino, ahora en Israel / Subida de abonos en el Madrid galáctico /

Capítulo 49 del libro "El lado Oscuro de Laporta", de Pedro Riaño, en el que repasamos todos los detalles del primer mandato de Joan Laporta como presidente del Barça para entender su comportamiento en la actualidad. 

Desprecio al hockey

Pelikano.es recogía el 1 de junio de 2009 el dato de que Joan Laporta “le hace un desprecio histórico a la sección de Hockey Patines, que conquistó el 12º título de Liga consecutivo (…) Comió a un centenar de metros del Palacio de los Deportes de Riazor, pero no presenció el partido que le dio el título de liga al Barça Sorli Discau”. Estaría muy ocupado. Tenía que asistir con Augusto César Lendoiro a la comida de directivas en el restaurante Playa Club de La Coruña  –eso sí que era importante- en compañía de los representantes del Deportivo. A la cita acudieron también Rafael Yuste, Sala i Martín y Txiki Begiristain, los tres de confianza. Los horarios eran perfectamente compatibles y estos tres últimos sí acudieron al pabellón de Riazor para apoyar al Barça de hockey. ¿Qué podría ser más importante para el presidente del Barça esa tarde en La Coruña que ser testigo presencial de un nuevo título liguero del Barça? Luego, al término de la temporada, en la hora del balance, presumiría de ese trofeo. ¡Qué poco colaboró él en su consecución! El bacó se comió al presidente del Barça.



Guardioladependencia: celos por el triplete


La clave de la transformación de este equipo es obra exclusiva de Guardiola. Así que Pep, tendrás que quedarte para siempre”. Así se expresaba Joan Vehils el 18 de mayo de 2009 en Sport, una vez culminada la exitosa temporada 2008-09, la del triplete. Guardiola no abrió la boca durante todo el verano de 2009. Laporta no dejó de hablar un sólo día. El técnico no precisaba recordarle a nadie su intervención en los éxitos del tricampeonato. El presidente, en cambio, necesitaba consolidar su papel tras el aclaparador protagonismo capitalizado por el entrenador como responsable del rendimiento de un equipo que volvía a ser el orgullo de los barcelonistas. Ya en la celebración de la Champions en el Camp Nou Eto´o, en su parlamento, quiso dedicarle el triunfo a su presidente, a lo que la afición decidió responder con silbidos. La monopolización de los éxitos en exclusiva en la figura de Pep Guardiola dejó con mal cuerpo al presidente, de ahí su exagerado interés por recordarle al mundo el protagonismo de Txiki Begiristain e incluso de Joan Oliver en los éxitos. Estos sí eran los suyos.

 




EL Lado oscuro de Laporta


“Quiero que Eto´o se retire en el Barça”

"Samuel tiene contrato y estamos muy contentos con él. Queremos que siga y que se retire con la camiseta del Barça. No es necesario buscar un jugador con perfil Eto'o si ya le tenemos a él”. Eso lo decía el 3 de junio de 2009. Unos días después, cuando quedó claro que en el vestuario sólo decidía Guardiola, trataba de convencer al camerunés para que abandonara el club. Laporta nunca se hubiera sacado de encima a Eto´o, pero mandaba Guardiola y el crédito obtenido con el triplete obligaba al presidente a obedecerle. Prescindió de “la niña de mis ojos” y tuvo que aceptar pagar a regañadientes 25 millones por Chygrynskyi. Las cosas habían cambiado. Ahora sí mandaba el entrenador.



“Aquí no hay mercenarios"

En un coloquio celebrado en Igualada dijo Laporta: “El año pasado no fue tan malo. Llegamos a las semifinales de la Champions y hace dos perdimos la Liga por el goal average”. Cuando el Barça de Núñez ganaba la Liga y llegaba a las semifinales de la Champions, la situación era tan desastrosa que Laporta no tenía más remedio que tratar de poner solución echando mano de la moción de censura. Y añadía: “Todos, desde Pep hasta Txiki, pasando por la directiva, somos discípulos de Cruyff”. Por unanimidad, por supuesto, quizá por eso más de uno que no se consideraba discípulo de Cruyff no tuvo más remedio que bajarse de un proyecto que no era el que habían prometido, el proyecto de todos, el de “Primer el Barça”. Porque las elecciones de 2003 no las ganó Laporta proclamándose él y su equipo discípulos de Cruyff. Eso lo decidió él, unilateralmente, después.  Más: “El Barça es una multinacional de sentimientos. Aquí no hay jugadores mercenarios. Esta tarea formativa recae en la directiva”. Por eso apenas unos días después Víctor Valdés rompía las negociaciones de su renovación porque no le daban los 9 millones que pedía, y Eto´o se negaba a ser traspasado porque, esperando un año más, quedaba libre y podría llevarse todo el dinero de su traspaso. Pero, eso sí, aquí no había mercenarios.

“¡Retrógrados!”

Así calificó Joan Puigcercós, president de Esquerra Republicana, a los opositores de Laporta en un acto de Tribuna Barcelona. "¿Dónde estaba Laporta hace un año? Pues enfrentándose a una moción de censura, acosado por los sectores más retrógrados de Catalunya y, sin embargo, resistió, fue tenaz y ganó". El barcelonismo de nuevo cuño de Puigcercós no le daba para conocer la historia reciente del club repleta de “retrógrados” dispuestos a sacarle partido a la herramienta de la moción de censura. Su amigo Laporta, por ejemplo.



“Imperialismo, prepotencia y chollo”

"El modelo de Florentino es imperialista y con ciertos aires de prepotencia" repetía Laporta a quien le quería escuchar durante el mes de junio de 2009 en sus constantes apariciones públicas. Al nombramiento de Florentino Pérez como nuevo presidente del Real Madrid respondió Laporta con un brillante “Yo estoy tri-tranquilo”. Sin embargo, ahí acabó su lucidez. A partir de ese momento, en cada entrevista evidenciaría el nerviosismo que le producía la reaparición del nuevo presidente blanco y, lejos de recrearse en los éxitos de su equipo, le salía la vena de madriditis que no le dejaba descansar. En Florentino Pérez veía “una manera de proceder que tiene sus orígenes en la cultura del chollo”. Curioso que hablara de prepotencias, imperialismos y chollos quien había vivido obsesionado porque el sol no se pusiera en sus dominios y había viajado a los cinco continentes para ejercer una caridad que nadie le obligó a practicar, extendiendo el barcelonismo a base de escuelas de fútbol construidas a miles de kilómetros del Camp Nou. Quien así hablaba era el que quería conquistar Estados Unidos con un proyecto absurdo de equipo de fútbol en Miami. Divertido también que quien iba por ahí diciendo eso de “que n´aprenguin” viera prepotencia en los demás. De la misma manera que quien quería vender el Mallorca a sus amigos uzbecos llevándose la comisión millonaria para su despacho se quejara de los chollos de otros. Laporta no estaba libre de pecado para ponerse a tirar piedras alegremente a los demás.

Iba tan desesperado con Florentino Pérez que hasta cuando The New York Times le ofrecía su tribuna para explicar los éxitos del Barça, él tenía que expresar sus complejos relacionados con el presidente blanco. Lástima que su lucidez como gestor no diera para adelantarse a los acontecimientos y realizar los fichajes que le pidió Guardiola (Ribery y Villa, por ejemplo) antes de la toma de posesión de Florentino. Todos menos él, al parecer, sabían que con Florentino el mercado sufriría una considerable inflación en sus precios. Pero eso nunca se lo agradeció a su secretario técnico. El Barça se durmió, los fichajes volaron y los que llegaron no vistieron de azulgrana precisamente a precio de chollo.

Más Florentino, ahora en Israel

Y de Nueva York, a Israel de boda. Joan Laporta fue invitado por el representante de jugadores, Pini Zahavi, a la boda de su hija. ¿Sería por la colaboración del agente en el fichaje de Rustu que permitió poner en marcha la farsa Beckham?  Y allí se fue Laporta para seguir hablando de los fichajes del Madrid y de Florentino, que había conseguido hacer caer en la trampa al presidente blaugrana. Cuanto más se hablara de sus fichajes, más tierra echaría sobre la excepcional e irrepetible temporada del FC Barcelona. Seguro que aprovechó el viaje para acabar de atar los detalles de su propia seguridad, como después acabaría trascendiendo.

Subida de abonos en el Madrid galáctico

De lo que no hablaba Laporta era de que mientras él se tomó la libertad, sin encomendarse a dios ni al diablo, de aumentar las cuotas de sus abonados un 40% en su primera temporada para solucionar así la crisis económica del club, Florentino Pérez decidió hacer lo mismo pero en otra escala. Los abonados que quisieran ver a Cristiano Ronaldo, Kakà, Benzema, Xavi Alonso y compañía deberían pagar entre un 5 y un 14% más. Un abuso, sí. Pero venial comparado con la trastada que Laporta tenía preparada a sus socios y que fue silenciada durante la campaña electoral.

 


EL Lado oscuro de Laporta


“Rosell tiene un pasado”

El 21 de junio de 2009 Joan Vehils y Albert Masnou le preguntaban a Laporta en Sport por Rosell y Soriano. ¿Son buenos candidatos? En plural. La respuesta fue en singular: “Me reservo la opinión. Es libre de hacer lo que quiera. Todo el mundo sabe quién es quién. Si se presenta, merece mi respeto. Todo el mundo tiene un pasado y yo me quedo con los que tienen una trayectoria coherente, unas experiencias, que han demostrado coraje, responsabilidad y sentido institucional en los momentos difíciles. Los actuales miembros de la junta lo han demostrado. El resto optó por tomar otras decisiones que cada cuál valorará”. Efectivamente, todo el mundo tiene un pasado. También él. Y su trayectoria no fue nada coherente con las promesas y exigencias que formuló en el pasado.

El lado sucio del Barça

Pelikano.es recogía en junio de 2009 una información de “Tips Bladet”, una publicación deportiva danesa a la que Laporta, seguro, jamás le concederá una entrevista.  El título era cuando menos preocupante: “El lado sucio del Barça. Tortura, dictadura y represión. El secreto oscuro del Barcelona”. El tema venía a cuento por las estrechas relaciones de Laporta con el régimen gobernante en Uzbekistán. Y añadía pelikano.es: “El contenido repasa las atrocidades de un régimen totalitario como el uzbeko, un país que gracias a las industrias derivadas de la explotación del gas y del petróleo está en manos de poderosos y magnates cuyas fortunas están manchadas de sangre, corrupción y sostenidas por un sistema político de pensamiento único donde no hay, entre los principios más elementales de la democracia, el más mínimo derecho de expresión. En el interior de esta publicación, se dedican dos paginas a las relaciones y apoyo del FCB al FC Bunyodkor e implícitamente al régimen del presidente de Uzbekistan. El artículo, en resumen, critica que por un lado se alce la bandera de la UNICEF pero que a la hora de la verdad el club esté colaborando con uno de las dictaduras más repugnantes del mundo. Se hacia referencia a un artículo sobre este mismo tema aparecido en The Observer y se repetían las palabras de un antiguo embajador inglés, que indicaba que esta colaboración del FCB le daba asco y la comparaba como si alguien en los años 30 hubiera colaborado con Hitler mediante propaganda de un club de Berlín”. 

MAÑANA, CAPÍTULO 50

El libro de Espadaler / Perfume Versace / Así intoxica su biógrafo / Gaspart le pide que siga / Oriol Giralt denuncia un año después / Godall y la fecha de las elecciones /
Festorro en el Drolma / “Eto´o no me coge el teléfono” / Cruyff y las elecciones / Laporta on tour / ¡Viva Txiki! /
Keirrison no sirve ni para hacer la pretemporada


VER CAPÍTULOS ANTERIORES


Comenta con Facebook