El dilema de Laporta: ¿Retener a Messi o mantener a Pedri?

El dilema de Laporta: ¿Retener a Messi o mantener a Pedri?

| 2021-07-09

| Fede Peris

El esfuerzo económico que supone retener a Messi puede suponer la marcha de otras estrellas importantes en el equipo como Pedri, que acaba contrato. A todos no se puede mantener.

Aunque el Barça es el club que más dinero genera en el mundo, los efectos de la pandemia han repercutido en sus cuentas de forma que los salarios de sus futbolistas ya no se adecuan al nuevo presupuesto. Los ingresos han descendido de forma alarmante y el club no está en condiciones de mantener sus compromisos con sus estrellas. Mientras está por resolver la continuidad de Messi, Joan Laporta ya sabe que otro problema serio se coloca en lista de espera: Pedri.

Pedri se ha revalorizado de forma espectacular tras su irrupción de apenas un año en el Barcelona y su participación en la Eurocopa con España. Forma parte ya de la elite del fútbol mundial... y apenas tiene 18 años.



El problema para la junta del Barça es que Pedri finaliza su contrato con el club azulgrana el próximo verano. Es decir, que urge ponerle solución a una situación que puede conllevar que el jugador reciba infinidad de ofertas tentadoras en los próximos meses para que no renueve su contrato por el Barça.

O Messi o Pedri

Afortunadamente, el club se rerservó en el momento de su compra al Las Palmas la opción de renovarle uniltaralmente dos temporadas más, hasta el 2024 -alguna cosa hizo bien Bartomeu-. Ejerciendo esta cláusula el Barça podrá mantener a distancia a los moscones, ya que la cláusula de rescisión de Pedri es de 400 millones de euros, una cantidad que tal y como está el fútbol actual, ni los clubes-estado pueden pagar.



Pero la negociación no puede esperar y requiere una solución inmediata. El Barça se debate entre retener a Messi cueste lo que cueste o mantener el resto de la plantilla. La continuidad de Messi implica debilitar ese proyecto deportivo que de puertas afuera es su única preocupación, por encima del dinero. Sin embargo, Messi sabe muy bien que si el Barça le da lo que él pide, habrá desbandada de estrellas en el Camp Nou porque ni LaLiga ni la UEFA permitirán que el Barça se salga del límite salarial. De momento La Liga ya ha avisado a Laporta de que si no cuadra los números no podrá inscribir a ningún fichaje, incluido Messi.

Messi es el pasado y Pedri el futuro. Para que Messi pueda cobrar 300 millones en dos años, Pedri tendrá que aceptar un modesto incremento en su ficha. Y es humano que cuando le lleguen ofertas que cuadruplican o quintuplican lo que le Barça le dé, el jugador, y sus agentes, duden y decidan irse con la música a otra parte, por mucho agradecimiento que tenga el jugador a todo lo que ha hecho el FC Barcelona por él.



Las estrellas pueden volar

Joan Laporta no lo podrá abarcar todo. O apuesta por Messi o apuesta por construir un equipo con futuro sin Messi, pero con dinero para formar una plantilla con criterio y sentido común. Y llegará un momento en que a Laporta se le plantee el dilema de elegir entre Messi y Pedri. Obviamente Messi es el mejor futbolista de la historia, algo que nadie puede negar. Pero ese Messi ya no existe. El de ahora simplemente es uno de los mejores jugadores del mundo, que no garantiza títulos y cuya mejor versión ya pasó, porque lo que lo que el argentino pueda ofrecer para el futuro nunca será mejor que su pasado por una simple cuestión de edad. No se le podrá exigir al Messi de 35 años lo que hacía a los 25.

La cruda realidad es que la continuidad de Messi, el gran anhelo de Laporta, que está por ver si lo consigue, significa paralelamente que una serie de estrellas deberán abandonar el club. O porque cobran demasiado y el club no les puede pagar o porque prefieren otros destinos para prosperar económicamente. Y uno de los que pueden volar es Pedri. Algo que no conviene en absoluto a un Barça que quiere rejuvenecerse.



 

 

Comenta con Facebook