El silencio de Messi y el bombazo que prepara Laporta

El silencio de Messi y el bombazo que prepara Laporta

| 2021-07-02

| Fede Peris

Cuanto más complicada parezca la continuidad de Messi más valor tendrá su gestión si consigue retenerle.

En el sainete que vive el FC Barcelona con la situación contractual de Leo Messi, ya desligado del FC Barcelona, sorprende el silencio del jugador argentino, incapaz de enviar un mensaje tranquilizador a la hinchada blaugrana, y la estrategia de Joan Laporta, que busca el gran bombazo en una situación de desespero.

Aunque esté disputando la Copa América, a Messi no le costaba nada enviar un guiño a la que ha sido su afición durante toda su trayectoria deportiva. Pero no lo ha hecho. Se ha comportado como un extraño, como si no se hubiera enterado de lo que es el Barça. No es necesario que avance ninguna noticia. Bastaba con transmitir tranquilidad a una afición que se ha puesto nerviosa. Pero no lo ha hecho.



El recuerdo de Ronaldinho

Y en este panorama ha aparecido Joan Laporta pidiendo precisamente tranquilidad. La actitud de Joan Laporta recuerda a lo vivido con Ronaldinho en su primera etapa como presidente del Barça. No había ofertas por él, nunca peligró su continuidad en el club, pero Laporta se encargó de generar desconcierto, de expandir el pánico ante la posibilidad de que la estrella pudiera dejar el Barça. 

Y finalmente aparecía él solucionándolo todo. Mejorando el contrato de Ronaldinho y llenando de felicidad al barcelonismo con la continuidad de su estrella. Cuanto más preocupante sea el panorama más éxito tendrá su gestión salvadora. 



¿El presidente que dejó escapar a Messi?

"Ronaldinho no se irá nunca del Barça", "se irá cuando él quiera irse", "Ronaldinho es el Barça"... decía. Al final Laporta lo malvendió al Milan y de paso se sacó un problema de encima que envenenaba al resto del vestuario.

Pero Messi no es Ronaldinho. No ha vestido más camiseta que la del Barça, pero se comporta como un extraño. Y Laporta, que pide tranquilidad a los socios, se está poniendo nervioso. Quién le iba a decir que puede pasar a la historia como el presidente que dejó escapar a Messi. 



Pero él no contempla esa posibilidad y prepara el bombazo del anuncio de la continuidad de Messi... ¡cueste lo que cueste!

 



 

Comenta con Facebook