A Laporta no le gusta el balonmano del Barça que hoy ha ganado La Décima Champions

A Laporta no le gusta el balonmano del Barça que hoy ha ganado La Décima Champions

| 2021-06-13

| Administrador

Laporta se ha corrido una fiesta con sus amiguetes en la final de Colonia y ya ha conseguido desmontar un equipo invencible que ha ganado seis títulos de seis y sin perder un partido.

A Joan Laporta lo único que le gusta del Barça de balonmano es que le permite irse de viaje, con gastos pagados y pensión completa, para pasar un par de días con sus amigos a lo grande aprovechando sus finales. Ha sucedido este fin de semana glorioso para la sección de balonmano del Barça

Lo demás no le gusta. No le gusta que este equipo que no ha construido él y que no cuenta con sus palmeros de turno copando los puestos de responsabilidad gane seis títulos, seis de seis, en las seis comperticiones que ha jugado. A Laporta no le gusta que el equipo de balonmano juegue 61 partidos entre Champions, Liga, Copa y el resto de las competiciones y gane... ¡61!



Parece ser que el balonmano del Barça no funciona y hay que cambiarlo. Eso es lo que debe haberle dicho su "experto", Enric Masip, que "se cubrió de gloria" en su etapa al frente de la sección. Que todos tenemos memoria.

¿El balonmano del Barça no funciona?

Este Barça no le gusta a Laporta. Ha arrollado en la Champions League ganando los 18 partidos que ha jugado y pasando por encima de su rival en la final. Seguramente se puede jugar mejor, aunque es imposible ganar más. A no ser que Laporta tenga la fórmula para ganar siete títulos jugando seis competiciones. Es la única manera de superar el trabajo hecho por Xavi Pascual y David Barrufet, a los que ha puesto de patitas en la calle en una de sus primeras decisiones presidenciales, supuestamente porque el balonmano del Barça no funciona.



Hoy han ganado La Décima, y han llenado de orgullo al barcelonismo con un pundonor y una calidad que no tuvo el equipo de fútbol, que bajo la presidencia de Laporta se derritió como un azucarillo en los últimos compases de la temporada. Pero a Laporta no le gusta. Mejor cambiar de entrenador y de responsable, aunque el responsable sea David Barrufet, un mito del barcelonismo.

El equipo que dirigía hasta hoy Xavi Pascual ha disputado su novena Final a Cuatro en 12 temporadas. Desde comenzó la competición en el actual formato en la temporada 2009-2010, el Barcelona ha llegado a seis finales y ha ganado tres. Es el club con más títulos en la Copa de Europa, diez, muy por delante del segundo en la clasificación, el Gummersbach alemán, con cinco. Pero a Laporta no le gusta.



 Tampoco le ha gustado que el Barça ganara este año su undécima Liga consecutiva. Y mucho menos que lograra un sextete, porque estas cosas están reservadas para el Barça de Guardiola.

¿Será que el balonmano no juega de acuerdo con el ADN de Johan Cruyff?

Veremos en que consiste la revolución que quiere imprimir el tándem Laporta-Masip en el balonmano. Seguro que si han decidido cortar cabezas es porque se puede mejorar. Estamos todos ansiosos por descubrir cómo se puede mejorar un equipo que gana seis de seis competiciones sin perder un solo partido. 



Son las cosas de Laporta. Ya intentó desestabilizar al baloncesto cortándole la cabeza al arquitecto de la mejor plantilla de la historia del Barça y ahora va a por el balonmano. Porque para Laporta, mejor cambiar lo que funciona. Es probable que piense que el equipo de balonmano no juega con el ADN de Johan Cruyff y deben rodar cabezas. Es muy posible. Laporta es así.

Comenta con Facebook