Bale pasa el primer examen con Gales para volver al Real Madrid

Bale pasa el primer examen con Gales para volver al Real Madrid

| 2021-06-12

| Carlos Muñiz

La contribución de Bale al juego de Gales no sirvió para doblegar a Suiza, pero el madridista fue de menos a más a lo largo del partido.

Gareth Bale se estrenó en la Eurocopa con un 1-1 ante Suiza. Embolo fue el gran protagonista del encuentro, por su voracidad, mientras que el galés apenas generó peligro en todo el partido. Sí que se activó con el paso de los minutos... pero dejando un bagaje insuficiente para conseguir los primeros tres puntos.

La Gales de Gareth Bale se estrenaba en la Eurocopa este sábado, en Bakú, ante Suiza. Tras ver el Turquía-Italia de Roma, con goleada de los italianos (0-3), los galeses se aferraban al poderío del madridista, su capitán, para tratar de ser una de las grandes sorpresas del torneo.



En 2016, Gareth tuvo un papel destacado y lideró la irrupción de Los Dragones Rojos, aunque se quedó en semifinales. El objetivo ahora pasa por repetir un papel similar... o por lo menos intentarlo. Calentó la previa dejando claro que estaba a un buen nivel y los aficionados del Real Madrid tenían la oportunidad de poder ver su tan comentada "motivación".

En la primera mitad parecía volver a las andadas con el tema de su "motivación". Apenas se le vio, más que para posar en la foto inicial, de forma extravagante y típica en Gales, mientras que no tocó balón. Lejos del nivel de Daniel James, que parecía estar a otro ritmo, como el más destacado de la selección británica en el Olímpico de Bakú.



Como intento de ocasión podemos contabilizarle un centro que casi terminó en gol de Mepham, aunque el verdadero peligro lo tuvo Suiza que la rondó en varias ocasiones y que llegó, de milagro, con el 0-0 al descanso. Bale, desaparecido en combate durante 45 minutos.

Era de justicia y en el minuto 48 marcaba Embolo el 0-1. Un remate de cabeza que deja cariacontecido al jugador del Real Madrid que ha estado cedido en el Tottenham durante toda la temporada.



Si le computábamos media ocasión en el minuto 30, también hay que resaltar un centro al área en el 51' al que no llegaron sus compañeros. Se esperaba mucho más del de Cardiff y debía dar el paso adelante que tanto ansiaban desde su país. Embolo, desatado, rozaba el segundo gol.

Bale crece tras el gol de Suiza

Bale tuvo la voluntad de dar un paso adelante, tras el 0-1, mientras que aparecía por todo el frente de ataque y con una notable mejoría en su juego. Rozó rematar de cabeza un centro al área y empezó a liderar los contragolpes. Embolo, mientras, seguía su recital y hacía prácticamente todo en el ataque de los helvéticos.



Gales se estiró, con Bale liderando la ofensiva en esos ataques, y en una jugada de pizarra marcó Moore el 1-1 y le daba aire a los suyos para sofocar el incendio que había montado Embolo en el césped.

Bale, en el 82', volvía a generar peligro en otra llegada de Gales y era Ramsey el que estaba cerca del segundo. Bale, dejando de estar estático e inmóvil, mostraba su valía e importancia para Gales. Se activó en el segundo tiempo y a raíz del gol. Un poco de Bale ya es mucho para los galeses. Aunque sigue siendo insuficiente. Muy insuficiente. 0 regates en todo el partido y ninguna ruptura durante los 90 minutos. La motivación del de Cardiff es clave para volver a ver su mejor versión.

Suiza seguía haciendo daño con espacios y Gavranovic marcaba tras el pase de Embolo, pero estaba en fuera de juego. La jugada quedó anulada, por fortuna de los Dragones, y se mantuvo el 1-1. Italia se queda líder y Gales estará en la pomada en los siguientes dos partidos, aunque tendrá que remar.

Comenta con Facebook