Jordi Cruyff: Vacaciones pagadas en el Barça hasta que salte Koeman

Jordi Cruyff: Vacaciones pagadas en el Barça hasta que salte Koeman

| 2021-06-05

| Redacción MB

Jordi Cruyff se incorpora a la estructura del club sin ninguna función asignada, pero cobrando, y a la espera de que Koeman sea cesado para ocupar su lugar

Ronald Koeman ya sabe que, aunque Joan Laporta le haya confirmado en el cargo, es porque no ha encontrado nada mejor. Además, también sabe que el hijo de un amigo del presidente está preparado para hacerle la cama en cuanto se tuerzan los resultados.

Jordi Cruyff, sin más méritos en el mundo del fútbol que ser el hijo de Johan Cruyff, ha sido confirmado como nuevo empleado a sueldo del Barça. No se sabe a ciencia cierta qué hará para ganarse el sueldo. Lo que sí ha quedado claro es que si los resultados de Koeman no son convincentes, Jordi Cruyff le relevará.



Es una humillación detrás de otra para un Ronald Koeman, que ya no ignora que su autoridad en el vestuario ha sido cercenada por el presidente con sus dudas y sus ninguneos. Los jugadores ya saben que, si se pone duro, dos derrotas seguidas bastarán para cargárselo. Y en su lugar pondrán a un chico con mucho pedigrí en su apellido pero sin ninguna experiencia en el fútbol de elite.

Koeman-Jordi Cruyff: la comparación produce vergüenza

Vitesse, Ajax, Benfica, PSV Eindhoven, Valencia, AZ Alkmaar, Feyenord, Southampton, Everton y selección holandesa. Es la tarjeta de visita de Ronald Koeman como entrenador, a la que hay que sumar su condición de futbolista de elite y mito del Barça, al que un gol suyo proporcionó su primera Copa de Europa, una de las dos que ganó sobre el terreno de juego.



Frente a eso, Jordi Cruyff ofrece su currículum de futbolista enchufado por su padre en el Barça (también colocó a un yerno y al novio de su otra hija), suplente en el Manchester United hasta que se lo sacaron de encima para ir dando bandazos en el Celta, Alavés, Espanyol, Metalurg Donetsk y Valleta FCB. Luego ejerció como director deportivo en el Larnaka de Chipre y en el Maccabi de Tel Aviv. Y como entrenador, en el mismo Maccabi, Chongqing chino, selección de Ecuador, en la que ni llegó a debutar, y el Shenzhen chino, en donde está ahora. La comparación con el historial de Koeman produce vergüenza ajena.

Pero con estas credenciales el chico se apresta a juzgar y fiscalizar el trabajo de Ronald Koeman, como si su experiencia en el fútbol le diera para dar lecciones a alguien como Koeman. Y no sólo eso. Ha fichado por el Barça para estar en casa, cobrar un  buen salario y si es preciso ocupar la silla de Koeman. Su apellido da para eso y mucho más.



El chico para todo de Laporta

Es tan importante la aportación de Jordi Cruyff al Barça actual que puede incorporarse el 1 de agosto. No hay prisa. Ya se habrán cerrado las altas y las bajas en la plantilla, pero es igual. Mientras espera que echen a Koeman no se sabe muy bien qué hará. Algunos dicen que hará de puente entre la plantilla y Mateu Alemany y el secretario técnico, Ramon Planes. Como si el Barça fuera sobrado de dinero para repartir sueldos de "puente" en una área que ya está superpoblada.

Laporta ha dejado entrever que Jordi Cruyff será "el comodín". Puede hacer lo que haga falta. De entrenador también, que para algo tiene el título y por sus venas corre la sangre de Johan Cruyff, algo importantísimo para Joan Laporta, que no oculta que el comodín puede servirle en caso de que se produzcan "una serie de determinadas situaciones que se pueden plantear". Se le entiende todo.



Además, el chico tiene “tiene una trayectoria como jugador de primer nivel (?) y mucha experiencia en diversas áreas deportivas y ha ejercido muchas funciones en diversos clubs”. No especifica qué clubs, pero queda bien. En su contrato se indica que quedará adscrito a la estructura deportiva, que teniendo en cuenta que está toda cubierta es tanto como admitir que andará por ahí haciendo algo... y cobrando, algo muy del apellido Cruyff.

Igual coloca en el Barça a su prima, que a su cuñado que al hijo de un amigo

Lo más alucinante es cuando Laporta dice de él: "los objetivos que le marcamos desde la dirección deportiva que los consiga con éxito. Estoy convencido de ello". ¿Y qué objetivos le han marcado? ¿Que el primer equipo funcione? ¿Será entonces gracias a él? ¿Y si no funciona? ¿Será por culpa de Koeman?

A Laporta se le entiende todo. Igual coloca a su prima, que a su cuñado, que a una buena amiga, que al hijo de su amigo en el Barça. No hay dinero para fichar, no hay dinero para despedir a Koeman, pero en el Barça de Laporta siempre habrá para que el hijo de Johan Cruyff se gane la vida más que dignamente.

Los amigos están para eso... con el dinero del socio, naturalmente.

 

 

 

 

Comenta con Facebook