Luis Enrique completa el humillante nadaplete de Florentino Pérez

Luis Enrique completa el humillante nadaplete de Florentino Pérez

| 2021-05-24

| Pedro Riaño

Dos nadapletes confirmados, un tercero al caer (baloncesto) y la lista de la Eurocopa (otro nadaplete blanco) deja al descubierto las miserias del Real Madrid de Florentino Pérez

Al club de la comedia y también de la soberbia, el orgullo y la prepotencia, al club que cada año inicia la temporada jurando que va a ganar el triplete, la justicia divina le ha enviado un nadaplete. Y ya van 32 años sin doblete (Liga y Copa) y sin saber, en su centenaria historia, lo que es el triplete. Pero la corte de flautistas mediáticos de Florentino ahí sigue vendiendo humo y prometiendo el triplete cuando el equipo blanco todavía sigue vivo en las tres competiciones. Y luego, poco a poco, a arriar velas y a echarle la culpa al árbitro. Porque en el Madrid se las carga cualquiera menos su máximo responsable. 

Ridículo en fútbol: cero de tres. Ridículo en fútbol femenino: cero de tres. Y en el baloncesto el Real Madrid va por el mismo camino, aunque el recurso de la canasta es el último cartucho que le queda a Florentino para celebrar algo este año. Sólo la Liga está a su alcance y no es favorito.



El nadaplete de Luis Enrique que duele al club más español

Hasta Luis Enrique se ha conjurado contra el "Estilo Pérez" y ha dejado al españolísimo Real Madrid sin representantes en la selección española que acudirá a la Eurocopa. Otro nadaplete a sumar a la lista. ¿Y qué esperaban? Viven de espaldas a su millonaria cantera y sólo se acuerdan de ella cuando truena y se acumulan los lesionados, pero en cuanto vuelve la normalidad, patada y puerta. 

Nadie del Real Madrid va a la selección porque nadie del Real Madrid merece ir a la Eurocopa. Los palmeros de Florentino lloran por Nacho y Asensio. ¿Y quiénes son estos dos? ¿Contra quién han empatado esta temporada? ¿Han ganado algo? Luis Enrique no quiere traspasar el derrotismo que se ha instalado en el Real Madrid a la concentración de la selección y no ha llamado a nadie porque los dos únicos que podían ir a la cita de la Eurocopa, Carvajal y Ramos, no están en condiciones. Detrás de ellos, nadie. Eso es el Real Madrid. Mucha venta de humo. Mucho Balón de Oro, mucha liga ganada en febrero. Mucha Champions a la buchaca antes de empezar... Mucha fantasía y poca cordura.



La botella no estaba medio llena. Estaba vacía

Han jugado con la gente y la han engañado. Han vendido una botella que estaba vacía como media llena. Pero estaba vacía. Y el nadaplete final lo confirma. Ni Benzema será Balón de Oro (¿por qué?), ni Vinicius (¿dónde están los que dicen que es un fenómeno?) seguirá mucho tiempo más en el Bernabéu porque es muy justito y limitado y su juego ya no da para seguir engañando al personal con virtudes de las que carece.

El equipo se les ha quedado viejo y el puñado de fichajes con futuro que ha ido incorporando Florentino a precio de oro en los últimos años se ha quedado en nada. O porque alguien le tomó el pelo al presidente con ellos o porque no existe sintonía entre los deseos del presidente-secretario técnico y su entrenador. Lo cierto es que este Real Madrid depende de que llegue Mbappé y lo arregle. Aunque va a ser difícil convencer al megacrack de que fichando por el Real Madrid ingresa en un proyecto con futuro y de que dejando el PSG sube un escalón. Este Real Madrid no está para presumir de nada.



Este Madrid sólo puede presumir de seguir vivo hasta el final

Ha caído tan bajo que ahora sólo le da para presumir de que su equipo se mantiene vivo hasta el final. Aunque tampoco sea cierto, porque el Alcoyano le echó de la Copa en Enero, en los dieciseisavos de final. Pero ya sólo pueden presumir de que estuvieron vivos hasta la última jornada de LaLiga y hasta las semifinales de la Champions. Y es que ahora, como en la época de Mourinho, el Real Madrid ya celebra en Cibeles hasta las semifinales de la Champions. Y celebra también los subcampeonatos como si fueran gloria bendita si el Barça se sitúa por detrás. Acostumbrado a quedar a 17 y 19 puntos en las dos últimas ligas ganadas por el Barça, quedar segundos y por delante de los culés es suficiente para aplaudir con las orejas.

Mbappé y las obras como distracción del desastre

Desastre en fútbol, desastre en fútbol femenino, desastre inminente en baloncesto (ya sin Copa y sin Euroliga). Y nadaplete también en la selección española que jugará la Eurocopa. Que se lo haga mirar Florentino Pérez. Por muy fuerte que toquen la trompeta sus fieles servidores mediáticos, la realidad es la que es, no la que nos venden sus palmeros. Y lo que queda es una cosa que da pena. Aunque ya se ocupará Josep Pedrerol de distraernos con Mbappé (que tampoco vendrá) para que a nadie le dé por recordar la nefasta temporada que nos ha preparado Florentino Pérez a modo emboscada.



La temporada del Barça no ha sido mucho mejor. Pero sí bastante mejor.  Y a estas alturas de su trayectoria como presidente del Real Madrid, tener que volver a empezar es tanto como asumir que el Real Madrid va a la deriva. Suerte que el presidente Pérez tiene las obras del campo para entrener y distraer al personal con otras cosas, porque con títulos no lo va a conseguir.

Comenta con Facebook