Laporta suelta la bomba Rijkaard para ver qué pasa

Laporta suelta la bomba Rijkaard para ver qué pasa

| 2021-05-20

| Fede Peris

Rijkaard es el último candidato-fantasma al banquillo del Barça. Laporta le conoce mejor que nadie y sabe que no es el más adecuado.

La junta de Joan Laporta, que domina con soltura el tema de las redes sociales, ha soltado en ellas la posibilidad de que sea Frank Rijkaard el sustituto de Ronald Koeman para pulsar el ambiente y ver las reacciones que genera el que fue su primer entrenador en el Barça a partir de 2003.

Rijkaard fue el técnico de la primera revolución de Laporta. El segundo fue Pep Guardiola, cuando se cargó la autocomplacencia en la que había caído el Barça de Rijkaard.



La época de la autocomplacencia de Rijkaard

Frank Rijkaard ganó dos Ligas y una Champions League (París 2006) en su etapa de cinco años en el banquillo del Camp Nou. Su final fue triste y "pasota", coincidiendo con las sesiones preparatorias de Ronaldinho durmiendo la mona en el gimnasio y la dejadez a todos los niveles que se instauró en el vestuario.

Sus dos últimos años, en blanco, estuvieron presididos por las contínuas llamadas del presidente Laporta a reaccionar, algo que no se produjo hasta que fue destituido y sustituido por Pep Guardiola.



Pero Rijkaard, que ya dio síntomas de agotamiento en el Barça, no parece el más indicado para afrontar el nivel de exigencia que vive instalado en el Camp Nou. Rijkaard fue dando tumbos como entrenador desde que salió del Barça y está en el paro desde 2013, cuando fue despedido como seleccionador de Arabia Saudí. Ahora vive en Ámsterdam con su mujer y sus dos hijos.

Las posibilidades de que Frank Rijkaard recoja el testigo de Ronald Koeman son nulas. Y Laporta ya lo sabe. Lo conoce mejor que nadie como para volver a caer de nuevo en el mismo error.



 



Comenta con Facebook