Las tres personas que han echado a Koeman del Barça

Las tres personas que han echado a Koeman del Barça

| 2021-05-18

| Carlos Muñiz

Esto es lo que se esconde detrás del cese anunciado de Koeman, que ya sabe que no seguirá

Ronald Koeman ya lo sabe. Está en la calle. No seguirá en el Barça. Sólo tiene una mínima posibilidad para seguir, que Laporta no encuentre un sustituto con cara y ojos. Es decir, sólo seguirá si Laporta no da con otro que le guste más.

Así paga Laporta al mito de Wembley, que dejó la selección holandesa por el Barça pagando de su bolsillo los cinco millones de su cláusula de rescisión y que luego aceptó que le rebajaran el sueldo el 15% para dar ejemplo a sus futbolistas. Koeman se ha comportado como un hombre de empresa. Pidió fichajes y aceptó que no se los trajeran y es el responsable de que jugadores como Araujo, Mingueza, Ilaix o Pedri hayan recibido el espaldarazo que les catapulta al estrellato.



¿Qué tiene Laporta contra Koeman?

Koeman dijo en su última rueda de prensa que su proyecto no se acaba en un año. Pero ya sabe que sí. Sabe que Laporta no le tiene ninguna simpatía y va loco por echarle a la calle. ¿Qué tiene Laporta contra Ronald Koeman?

Lo primero. Pese a ser holandés, no es cruyffista. Lo sabe por las numerosas conversaciones que mantuvo Laporta con Johan Cruyff que, a pesar de haberle traído al Barça como fichaje galáctico por la desorbitada cifra de 1.000 millones de pesetas de la época, nunca consiguió atraerle a su círculo de pelotas y aduladores. A Koeman nunca le gustó el divismo de Cruyff y éste no se lo perdonó.



Y alguien que no gusta a Cruyff, no gusta a Laporta. Por mucho que un mitómano como él no pueda obviar que un gol de Koeman le dio al Barça su primera Copa de Europa.

Pero hay más. Koeman no le gusta ni a Messi ni a Gerard Piqué. Como tampoco les gustaban Valverde y Setién. Son los jefes del vestuario y sólo aceptarán a un entrenador que les deje hacer y deshacer a su antojo. Y ese no era Koeman. La decisión de Koeman en el campo del Levante de dejar a Piqué en el vestuario para sacar a Dest fue el detonante. Y es que Koeman, un central de prestigio en su época, ya sabe lo que le pasa al Barça con Piqué: 12 victorias, 4 empates y 6 derrotas.



Aunque, por supuesto, cuando se trata de derrotas, la culpa es del entrenador, que para eso está. A los jugadores hay que reservarles para otorgarles su cuota de gloria en las victorias.

Y Laporta, siempre dispuesto a atender las peticiones de sus jugadores estrella, no ha dudado en cargarse a Koeman. Cuenta Culemanía que la relación que mantiene Laporta con Gerard Piqué es muy estrecha y que incluso el central le consiguió la cantidad que le faltaba para cerrar el aval que debía permitirle acceder a la presidencia del Barça. Favor con favor se paga. Piqué ya tiene a Laporta de rehén como tuvo a Bartomeu cuando le consiguió Rakuten para la camiseta.



Es más fácil ajusticiar a uno que a diez. Especialmente si entre los diez hay dos "enchufados" del presidente. Y no, Koeman no sale en la foto de París, ni en la de Roma, ni en la de Anfield, ni en la de Lisboa. En esa foto salen los mismos que han tirado este año LaLiga. Porque lo suyo viene de lejos, no es cosa de hoy.

Y seguiremos oyéndoles decir que hay que cambiar muchas cosas en el Barça. Sí, hay que cambiarlo todo menos a ellos, que ya van para los 35 y empiezan a dar lástima... respecto a lo que un día fueron.

 

 

 

Comenta con Facebook