El Real Madrid no se rinde y pelea hasta el final (1-4)

El Real Madrid no se rinde y pelea hasta el final (1-4)

| 2021-05-13

| Carlos Muñiz

El Real Madrid da un golpe en la mesa en Granada y mantiene la emoción en LaLiga con los goles de Modric, Rodrigo, Odriozola y Benzema.

El Real Madrid se impuso por 1-4 al Granada en un partido bastante cómodo para los de Zidane, con un momento de desconexión en el segundo tiempo, pero que acabó sirviéndole a los blancos para mantenerse a dos puntos de la cabeza de la Liga a falta de dos jornadas. 

La Liga sigue sin dueño. El Real Madrid no se rinde y plantará cara hasta el final en la lucha por un título que sigue a su alcance. ¿Real Madrid o Atlético de Madrid? Pincha aquí para saber cómo están las apuestas sobre el campeón de LaLiga más disputada de los últimos años.



A pesar de las bajas y aun llegando a Granada con solo cuatro defensas, Zidane volvió a dejarnos ese toque de sorpresa con su alineación que se ha convertido en un clásico. En esta ocasión, el Madrid se iba a jugar la Liga con dos laterales del Castilla, Marvin y Miguel Gutiérrez. Los jóvenes al poder porque justo por delante de ellos iban a estar otros dos ‘pipiolos’, Rodrygo y Vinicius.

Lo cierto es que la puesta en escena del Real Madrid, sin ser avasalladora, fue buena. Los de Zidane tardaron poco en quedarse con el balón, en dominarlo y, poco a poco, ir generándole ocasiones a un Granada que vio que en 16 minutos de partido el equipo merengue le había generado ya dos ocasiones de gol, siendo la segunda de ellas transformada.



La primera de esas opciones de gol la firmó Benzema. El francés recibió un gran centro de Rodrygo y remató con la cabeza, abajo, para encontrarse con los guantes del portero del Granada, Rui Silva, que salvó un 0-1 que estuvo muy cerca de subir al marcador.

Miguel le da una asistencia para el recuerdo a Modric

Eso sí, no tardó mucho más el Madrid en acercarse a la meta local…y en hacer diana. En esta ocasión, el debutante Miguel Gutiérrez, en una de las muchas subidas que hizo durante el partido, se sacó de la manga una asistencia de ‘cuchara’ para que Modric ganara la espalda de la zaga y superara con un tiro rasco, con la zurda, a Rui Silva. El croata la metió por el único lugar factible, entre las piernas del meta local y le agradeció el pase al canterano con un abrazo de los que no se olvidan. Un debut como titular de Miguel y con firma. Inmejorable noticia.



El Real Madrid estaba viviendo una plácida primera parte, sin sobresaltos atrás y con la sensación de que todo lo tenía más que controlado, eso sí, con un resultado todavía corto.

Lo bueno para el equipo de Zidane fue que justo antes del descanso logró doblar el resultado a su favor. Una buena contra, con espacios, permitió una asociación de Marvin con Rodrygo para que el brasileño se presentara en el área local y cruzara la pelota con toda la intención con un gran remate que se coló junto al palo derecho de la meta de Rui Silva. Una definición de 10 para un jugador que acababa de marcar su primer tanto liguero del curso. Al descanso, el 0-2 le sabía a gloria a un Madrid que había sido mejor.



La buena noticia para el equipo de Zidane fue que pasaban pocas cosas en el partido. Ofensivamente, después del 0-2, a los blancos no les hacían falta grandes esfuerzos más allá de buscar algún que otro contragolpe. En el caso del Granada, que empezó a tener más el balón por concesión del Madrid, era un evidente quiero y no puedo. Eso sí, en una acción esporádica, Suárez, en el segundo palo, no acertó a empujar una pelota que parecía más fácil de meter que de fallar. 

La bajada de nivel del Real Madrid en relación al primer acto era demasiado palpable. El 0-2 había acomodado de tal forma al equipo de Zidane que la relajación se apoderó en exceso del equipo blanco. De hecho, el Granada aprovechó esa siesta prematura de los merengues para poner el 1-2 con un tanto de Jorge Molina al aprovechar un despeje de Courtois.

Odriozola y Benzema sentencian

El hecho de que el Granada se hubiera acercado en el marcador fue lo mejor que le pudo haber pasado a los de Zidane. Básicamente porque el Madrid sólo necesitó cuatro minutos en volver a entrar a un partido del que él mismo se había salido. En este caso, lo que transcurrió entre el gol de los locales y el 1-3, obra de Odriozola, fue una carrera de Hazard y una buena asistencia del belga para que el ex de la Real Sociedad embocara el balón con un buen golpeo.

El Real Madrid había sofocado el posible incendio y, además, dos minutos más tarde, le ponía la guinda a la noche en forma de sentencia. Una salida suicida de Rui Silva, con un mal despeje fuera del área, dejó a Karim Benzema con todo a favor para ajusticiarle. Sin portero y con la portería libre el ‘9’ del Madrid le pegó desde 30 metros y no falló. El 1-4 era ya la sentencia definitiva para un partido, en general cómodo, con ese pequeño apagón para dormir, pero que sacó una reacción del equipo para paliar cualquier tipo de duda y, cuando le llegaron, ahí estaba Courtois para evitar heridas. La pelea por la Liga sigue abierta y está a dos puntos en el caso de los blancos. El domingo, penúltimo asalto del año.

Ficha técnica

Granada, 1 - Real Madrid, 4

Granada 1: Rui Silva; Foulquier, Duarte, Germán, Quini; Eteki, Gonalons; Puertas, Vico (Soro 53’), Machís (Suárez 53’); y Jorge Molina

Real Madrid 4: Courtois; Marvin (Odriozola 46’), Militao, Nacho, Miguel Gutiérrez; Casemiro, Modric, Valverde (Isco 61’); Rodrygo (Hazard 61’), Vinicius (Asensio 61’) y Benzema (Mariano 77’)

Goles: 0-1 Modric (17’), 0-2 Rodrygo (44’), 1-2 Molina (70’), 1-3 Odriozola (74’), 1-4 Benzema (76’)

Árbitro: Gil Manzano. Amonestó a Militao, Jorge Molina, Modric, Eteki, Nacho

Estadio: Nuevo Los Cármenes.

 

Comenta con Facebook