El Real Madrid tampoco quiere ganar LaLiga (2-2)

El Real Madrid tampoco quiere ganar LaLiga (2-2)

| 2021-05-09

| Carlos Muñiz

Polémico arbitraje de Martínez Munuera, con un gol anulado al Real Madrid y un penalti que debió ser favorable a los blancos y lo convirtió en contrario.

l Real Madrid logró empatar ante el Sevilla en el Di Stéfano (2-2) en un partido polémico, con un arbitraje penoso de Martínez Munuera, que regaló un penalti a los andaluces, justo en una jugada que, antes de la intervención del VAR, había acabado con un penalti…pero a favor de los merengues. Un atraco que le complica al Madrid la Liga...pero que al menos le permite depender de un pinchazo del Atlético. 

Después de varias semanas y partidos en los que Zidane había dejado sorpresas de todos los colores se esperaba que ante el Sevilla, además de estar con lo puesto en defensa, no hubiera grandes noticias antes del inicio. Pero sí, las hubo. Hazard era suplente cuando todos le daban como titular.



El Sevilla, conocedor del desgaste del Real Madrid, comenzó poniendo un ritmo muy alto, con posesiones largas y con una presión muy arriba para que los de Zidane se vieran con complicaciones. Las posesiones visitantes rondaban el 70-75% durante los primeros 10 minutos del choque.

GOL ANULADO A BENZEMA

Eso sí, al Madrid le bastó con un único ataque para cambiarle la cara de dominador al Sevilla. Una buena subida de Odriozola por la derecha acabó con un gran centro del lateral buscando la cabeza de Benzema en el segundo palo. Karim se elevó, superó a Koundé, y clavó el balón en el fondo de la red. La pena fue que el VAR anuló la jugada por un fuera de juego del mismo Odriozola que se resolvió por centímetros...y con una línea 'sospechosa'. 



La anulación del gol no afectó al Madrid, al contrario. Los de Zidane empezaron a crecer en el partido y le quitaron por completo el balón al Sevilla. Las posesiones ya eran más de Modric, Kroos o Benzema y no de Rakitic, Papu Gómez o Jordán.

EL SEVILLA APROVECHÓ UN CENTRO AL ÁREA PARA MARCAR

Con todo, al Real Madrid le pasó en contra lo mismo que al Sevilla minutos antes, eso sí, con la diferencia de que al Sevilla su gol no se lo anularon. Y es que los de Lopetegui pusieron el 0-1 en una jugada ensayada que terminó en un centro al área que bajó Rakitic y que Fernando embocó en la meta de Courtois.



El paso por los vestuarios, tras el descanso, nos mostró a un Madrid más agresivo, con mayor intención de hacer daño. Era evidente que los de Zidane tenían que medir sus esfuerzos porque no había gasolina para muchos minutos con el acelerador a tope. Por eso, era importante que el equipo aprovechara esta inercia de la forma más evidente, con un gol.

La buena noticia para el Real Madrid fue que esa subida de intensidad del equipo tuvo el premio del gol. Tardó casi 20 minutos en poner el 1-1, sí, pero el tanto de Asensio llegó justo en el momento en el que parecía que el Sevilla empezaba a respirar un poco tras esa presión a lo bestia del cuadro merengue.



De hecho, Vinicius se estrelló con el palo minutos antes de que Marco, que acababa de salir al campo, pusiera la igualada con un gran remate con la zurda dentro del área en un disparo que sorprendió a Bono. El Madrid tenía algo más de 20 minutos por delante para ponerse líder. Los blancos empezaban a oler la sangre de un rival cada vez más aculado en tablas.

Eso sí, al Madrid se le escapaba un detalle dentro de esta ecuación, el arbitraje. Martínez Munuera, presionado durante toda la semana por el Sevilla y el antimadridismo, acabó pitando penalti por una mano de Militao estando de espaldas a la jugada, de las que a favor del Madrid no se pitan.

De hecho, de esa misma jugada, que el árbitro mandó seguir, salió una contra del equipo de Zidane que acabó con un penalti a Benzema que sí se pitó. La intervención del VAR  anuló la pena máxima sobre Karim y decretó la mano de Militao. Un regalo que podía decidir la Liga. Los de la Liga preparada para el Madrid estarán felices. Rakitic anotó desde los 11 metros y puso el 1-2.

A partir de aquí, con más corazón que cabeza, el Madrid intentó salvar los muebles. El tiempo corría, no llegaban las ocasiones, pero el equipo logró una heroicidad más, en este caso en forma de empate. Un remate lejano de Kroos, desde fuera del área, tocó en el tacón de Hazard y se acabó metiendo en la red del Sevilla. Los de Zidane habían salvado el segundo puesto, el no depender de dos rivales sino sólo de uno con este gol. Un tanto más importante de lo que podría esperarse y que, tras lo visto en el campo, con un arbitraje vergonzoso, deja con vida a un Madrid fundido pero que, incluso, estuvo a punto de ganar el encuentro con un último remate de Casemiro que se fue rozando el palo.

Ficha técnica

Real Madrid, 2 - Sevilla, 2

Real Madrid 2: Courtois; Marcelo (Miguel 65’), Militao, Nacho, Odriozola; Valverde, Casemiro, Kroos, Modric (Asensio 65’); Vinícius (Hazard 78’) y Benzema

Sevilla 2: Bono; J. Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Rakitic, Jordán; Suso, Papu Gómez (En-Nesyri 56’) y Ocampos

Goles: 0-1 Fernando (22’), 1-1 Asensio (66’), 1-2 Rakitic (82’), 2-2 Hazard (95’)

Árbitro: Martínez Munuera. Amonestó a Casemiro, Suso

Estadio: Alfredo Di Stéfano.

 

Comenta con Facebook