El mejor partido de Rakitic con el Barça

El mejor partido de Rakitic con el Barça

| 2021-05-09

| Pedro Riaño

La claca mediática de Florentino Pérez llora por las miserias del Real Madrid culpando al árbitro por aplicar bien el reglamento.

Ivan Rakitic sirvió el primer gol del Sevilla y anotó el segundo. Sin duda, ha sido el mejor partido de Rakitic con el Barça. De momento ha desmontado la mentira del aparato de propaganda de Florentino Pérez que ya veía al Real Madrid campeón. Ahora toca llorar y culpar al árbitro por aplicar correctamente el reglamento. Sólo así asimilan las derrotas los que llevados de la soberbia, prepotencia y arrogancia empiezan todas las temporadas presumiendo del triplete que nunca ha llegado a vestir de blanco y que luego justifican los nadapletes echándole la culpa a los árbitros, la corrupción de la UEFA o los clubes estado. Puro malperder. Pura rabia de malos perdedores.

Partidazo de Rakitic defendiendo los intereses del Barça

Sólo un churro en un disparo de Kroos que iba fuera y rebotó en Hazard permite al Real Madrid mantener su segunda plaza en LaLiga, pero los blancos, como estaba previsto, no han sabido aprovechar el empate de Barça y Atlético el sábado en el Camp Nou. Demasiada euforia entre la fanfarria de trompeteros de la Caverna Mediática al servicio del ser superior. El sábado por la noche nadie dudaba de que el Madrid salió campeón del Camp Nou. La respuesta se la ha dado Rakitic (¡qué rabia tiene que dar!) con su partidazo defendiendo los intereses del Sevilla... y del Barça, que sigue vivo en la competición, aunque el Atlético sigue teniéndolo todo a favor. El Madrid, como el Barça, a rezar y esperar.



¿Dónde están los que decían que Vinicius es un fenómeno?

El partido del Real Madrid, o lo que queda del Real Madrid, porque esto parece una mala copia de lo que un día fue, deja una pregunta en el aire: "¿Y Vinicius pa´cuando?" ¿Dónde están los que juraban que este tipo es un fenómeno? ¿Dónde están los que pedían el Balón de Oro para este delantero torpe y con el punto de mira desviado que se ha especializado en perder balones? Su partido de hoy, en el que el Real Madrid se jugaba LaLiga, es de despido inmediato. Pero no le echarán porque no tienen más. Ese es el problema del Madrid.

Zidane le ha cambiado al final para dar entrada al señalado y apestado Hazard. Y éste, tocando apenas tres pelotas, ha desviado de chamba un balón de Kroos que iba fuera. Que tome nota el aspirante al Balón de hojalata. El apestado las mete hasta sin querer.



¿Un nuevo nadaplete en el historial de Florentino Pérez?

El Barça ha marcado exactamente 20 goles más que el Real Madrid. Será por algo. Esa diferencia (80-60) en igualdad de puntos indica dónde está el problema del Real Madrid. Florentino Pérez se ha gastado un pastón en Hazard, Vinicius, Rodrygo (240 millones de euros entre los tres). Despilfarro puro. Como los jeques árabes y qatarís. A unos les sirve para jugar la final de la Champions. A otros para hacer el ridículo en una temporada que amenaza con un nuevo nadaplete en el palmarés de Florentino Pérez. 

El "inútil" Lopetegui, despedido por Florentino, le quita la Liga al Madrid

Y lo más humillante para el presidente blanco es que haya tenido que ser Lopetegui el que aparte al Real Madrid de la lucha por LaLiga. Fue tras un 5-1 del Barça en el Camp Nou sin Messi. No se lo perdonaron. Le echaron a patadas por malo. Y el malo ha vuelto para darle una lección táctica a Zidane, que hoy no se ha enterado de nada de lo que ha pasado en el césped. Cuando se deja la flor en casa no es nadie.



El "apestado" salva al Real Madrid

Hazard no ha salido entre los titulares. La culpa del desbarajuste del Real Madrid no es suya, aunque los palmeros de Florentino le hayan señalado con el dedo porque hay que señalar a cualquiera menos al presidente. Hazard no es responsable de la penosa imagen del Real Madrid, pero sí de que hoy el equipo blanco no saliera derrotado y siga vivo en LaLiga, aunque lo tiene casi imposible, como el Barça.

El partido ha sido lo de siempre. En el minuto 61 Casemiro debió ver la segunda amarilla, o directamente la roja por una entrada criminal a Rakitic. Pero Martínez Munuera no se atrevió a dejar al Real Madrid con diez a merced del Sevilla. Casemiro tiene bula con Munuera y con todos. Nadie se atreve a enseñarle la roja que se gana en cada partido. Luego, en el 78, Nacho barre a Fernando en otra entrada de roja directa que para el árbitro no fue ni falta. El Madrid debió acabar con nueve jugadores y, como siempre, llegó al final entero. 



La claca servil de Florentino ruge contra el árbitro por pitar bien

La jugada clave del partido se ha producido en el minuto 73. Benzema se queda solo ante el portero, Bono se lanza a sus pies y el francés se tira descaradamente en el área. Y el árbitro señala el correspondiente penalti con la intención incluso de expulsar al portero sevillista. Pero desde el VAR le advierten de que en la jugada previa hubo un penalti como una casa de Militao, que con el brazo completamente extendido despejó un balón con la mano desviando su trayectoria. Penalti de libro que invalidaba la posterior jugada madridista. Rakitic se encargó de ejecutar el penalti y la claca de Florentino ruge.

Se ha puesto de moda entre la claca mediática de gaiteros de Florentino Pérez quejarse de los árbitros cuando aplican correctamente el reglamento. Hoy le han anulado un gol a Benzema por fuera de juego de Odriozola. "Muy justo", decía Valdano. Muy justo, pero fuera de juego. Para eso está el VAR. Y en la jugada del penalti, lo mismo. "Mano involuntaria". No existe la mano involuntaria cuando el brazo está extendido y se desvía la trayectoria del esférico.

¿Nadie le dijo al árbitro, entre todas las protestas: "¡Vaya personaje!?

Pero el llanto de los que no saben perder y rabian por sus propias miserias es así. Entre la claca de aduladores del ser superior y entre los propios futbolistas. Hoy desde Zidane al último de los jugadores madridistas le han dicho al árbitro de todo menos "¡vaya personaje!" Pero del árbitro se ha dejado avasallar. Era el Real Madrid y con ellos todo vale, hasta tener que asumir que lo ha hecho mal a pesar de haber aplicado el reglamento a rajatabla.

El diferente rasero de la prolongación con Barça y Real Madrid

¿Tendrá la culpa el árbitro de lo mal que juega el Real Madrid, que ha marcado 20 goles menos que el Barça igualándole a puntos?

De lo que sí tiene la culpa es de alargar seis minutos el partido. Gil Manzano, en el clásico que ganó el Real Madrid al Barça por 2-1, concedió cuatro minutos a los azulgrana de prolongación con 9 cambios en el segundo tiempo y tres minutos de juego interrumpido por una avería en su pinganillo. El Barça estaba lanzado sobre la portería de Courtois y se mascaba la tragedia. Cuatro minutos que debieron ser ocho. Hoy, en cambio, seis generosos minutos de prolongación para el Real Madrid sin avería de pinganillo por medio. Son esas cosas que pasan que siempre favorecen al mismo, al equipo del ser superior.

 

Comenta con Facebook