Real Madrid: Muchas mentiras y poco fútbol

Real Madrid: Muchas mentiras y poco fútbol

| 2021-04-28

| Carlos Muñiz

El Real Madrid da un paso de gigante hacia el nadaplete.

Demasiadas mentiras y muy poco fútbol. Esa es la cruda realidad de un Real Madrid que camina con paso firme hacia el nadaplete.

Pues no. El árbitro no le quitó nada al Real Madrid. Más bien se lo dio, como siempre. Y sobre el césped sucedieron muchas cosas que, por supuesto, pasaron inadvertidas a los comentaristas que Florentino Pérez ha bendecido en Movistar +. Son de los suyos, nunca le fallan. 



El árbitro se come tres penaltis en el área del Chelsea

El señor Danny Makkelie no sólo no acudió al campo de entrenamiento del Real Madrid con la consigna de perjudicar a los blancos, sino que, gracias a su sibilina actuación, el Real Madrid sale vivo del meneo que le ha propinado el Chelsea a domicilio. Hubo una mano de Carvajal y otra de Varane dentro del área que no se pitaron. Naturalmente, si la mano es de un jugador del Real Madrid es involuntaria. Si es del Barça, admite todas las interpretaciones del mundo. El árbitro se comió los dos penaltis y otro de Carvajal empujando dentro del área a un contrario en la segunda mitad. Lo vio todo el mundo menos el árbitro. Y el VAR. ¿Y la repetición? Como si nada. Y luego aún siguen hablando de Obrevo.

Josep Pedrerol mentía

En el gol del Real Madrid Benzema estaba en fuera de juego. Y Casemiro se apoya cometiendo falta sobre un defensa en su salto para dejarle el balón de cabeza al francés. El árbitro no pitó nada. Y eso que según Josep Pedrerol le iba a pitar dos penaltis en contra al Real Madrid. Tuvo tres oportunidades para hacerlo, pero no se atrevió. Pedrerol mentía, como siempre. 



Pudo haber pitado, en cambio, algún penalti a favor del Real Madrid. Pero fue imposible. Para que haya penalti hay que pisar el área, y el Real Madrid no entró en el área del Chelsea. Así no es posible. Pero aún así le perdonó la roja a Nacho por un patadón sin balón a un delantero del Chelsea cuando iniciaba con ventaja el contragolpe en el minuto 65. Y en el 80 no pitó ni falta en un entradón criminal de Casemiro con los dos pies por delante y a la altura de las rodillas del jugador del Chelsea, que salió volando. Literalmente volando. 

El mejor del Madrid, el portero

El gol "adulterado" de Benzema y poco más. Eso es lo que es capaz de hacer el Real Madrid en una semifinal de Champions que amenaza con nadaplete. Apenas vimos en acción al portero inglés. En cambio, Courtois salvó al Real Madrid de un resultado de escándalo. Cuando el portero es el mejor jugando en casa es que ahí hay algo que no funciona. Y mucha mentira en torno a un equipo que no juega a nada y tratan de hacernos creer que es imperial.



¿Dónde están los que dicen que Vinicius es un fenómeno?

¿Y dónde estaba Vinicius? Como diría Pedrerol, pero al revés: ¿Dónde están los que dicen que Vinicius es un fenómeno? Que salgan a dar la cara si se atreven. El Chelsea le dejó con todas sus miserias, que son muchas, al descubierto. Este chico recuerda mucho a Malcom, otro brasileño que engañó al Barça, pero sólo duró un año sin alcanzar el rango de titular. Pero Vinicius, que no es más que Malcom, no sólo es titular en el Real Madrid, sino que los mariachis de Florentino andan empeñados en nominarle para Balón de Oro. Y así le va al Real Madrid. Zidane le pone a regañadientes, pero ha acabado cediendo ante la presión mediática que necesita un ídolo al que agarrarse y ha decidido que ese ha de ser Vinicius, aunque, al margen de correr, se comporte como un tuercebotas. Hoy le ha sacado del campo porque era un cero a la izquierda. Es difícil encontrar a un delantero que pierda tantos balones y que tenga el punto de mira tan desviado.

Repaso de Tuchel a Zidane

Tuchel le dio una lección táctica a Zidane. El Chelsea le dio un baño al Real Madrid. Lo mejor de este partido para los blancos es el resultado. ¡Y qué golazo de Pulicic! Cambiaron a Hazard por Pulicic y es evidente que han salido ganando. El Chelsea será un club-estado, pero ficha con más cabeza que el Real Madrid. No tira el dinero en Vinicius, Rodrygos, Jovics, Marianos... y sabe tomarle el pelo a la gente cuando se trata de colocar a Hazard por 140 millones.



En el campo sólo hubo un equipo: el Chelsea

En el campo sólo hubo un equipo y ese fue el Chelsea. Esa es la pura verdad. Lo demás son milongas de los profesionales de la intoxicación buscando el aplauso del ser superior. Vendedores de humo. Este Real Madrid es una banda que no juega a nada. Va sacando los partidos como puede, va sumando puntos y pasando eliminatorias, pero no dejará huella porque su fútbol es barato. Vive de flores y de favores arbitrales, pero ni le sobra talento ni puede presumir de físico. 

La prueba es que Benzema, un jugador que fue vilipendiado por el propio madridismo y su prensa palmera cuando el Real Madrid era mucho Real Madrid, es ahora el estandarte de un equipo sin recursos y sin una idea clara de juego. Un detalle técnico de Benzema sirve para que los locutores de Florentino babeen. Detalles de ese tipo ofrece Messi cinco veces cada partido y nadie se sobresalta, porque Messi es un crack de verdad. Y de los cracks se puede esperar cualquier cosa. 

Así vendía humo Tomás Roncero antes del partido

Hoy el Real Madrid ha disparado una vez a puerta y ha sacado un empate. Esto es el Real Madrid. Aunque, si lo prefieren, pueden quedarse con el discurso de Tomás Roncero, un genuino exponente de la Central Lechera, que poco antes de iniciarse el partido expresaba así sus 'verdades':

"Hoy es el día que se acaban las tonterías. Se acaba la Superliga, pero empieza el Super Real Madrid. Hoy es el día que Ceferin, sus amenazas y todas las bravatas que se han lanzado desde la UEFA al Real Madrid se van a diluir como un azucarillo. Al Madrid le va a caer mejor cuando aumentan los obstaculos, las dificultades... Cuando le toca navegar rio arriba. El Madrid cuando suena el himno de la Champions no hay Ceferin que lo detenga. Se va a arrepentir de todo lo que ha dicho porque en la final del 29 de mayo va a tener que aguantar a su lado a la compañía que está despreciando desde hace una semana. Esto es el Madrid, Ceferin. Toma nota".

Profesionales de la venta de humo

Eso. Son profesionales de la venta de humo. Viven de sueños e ilusiones. Iban dispuestos a culpar al árbitro de un posible desastre del Real Madrid y tendrán que hacerle un monumento. A él y al vilipendiado Ceferin, el que ha abortado el golpe de estado rebelde y sedicioso de Florentino Pérez. 

Roncero, y los que se creen sus soflamas, despertarán un día y se encontrarán con la cruda realidad: ¡Nadaplete!

Comenta con Facebook