Laporta interpreta el papel de pelele en la película de Pérez

Laporta interpreta el papel de pelele en la película de Pérez

| 2021-04-21

| Pedro Riaño

Laporta ha vendido su alma al diablo por un fajo de billetes. El mal ya está hecho y el Barça ha quedado marcado ante la UEFA.

A Joan Laporta le ha pillado con el pie cambiado el golpe de estado de Florentino Pérez a la UEFA. Y no ha calibrado el perjuicio que le ha causado al Barça cayendo rendido a los pies del presidente del Real Madrid en cuanto le ha enseñado un fajo de billetes.

Laporta no tiene ahora más urgencia que salvar su pellejo y el de sus directivos/amigos que han avalado con sus bienes su asalto al puesto de mando del Barça. Corre prisa levantar ese aval. Y eso sólo se puede conseguir con una gestión eficaz que coloque al club en beneficios sacándole de la ruina financiera en la que se encuentra.



Dinero fácil para liquidar el aval

Y Florentino Pérez le ha embaucado. Le ha hablado de cientos de millones si vendía su alma al diablo y firmaba en un papel. Y se le han puesto los ojos como platos. A Laporta se le han abierto las puertas del cielo. Ha visto liquidado su problema con el aval y, de paso, ha visualizado la solución para la deuda del Barça a corto plazo. Dinero fácil.

Una proposición indecente en la que el Barça ha picado a través de su presidente. Europa entera está en contra de la Superliga de Florentino. Todos menos Laporta, a quien no le ha importado interpretar el papel de pelele a las órdenes del presidente del Real Madrid.



El ejemplo del City de su amigo Pep

Y ahora el Barça pagará las consecuencias de la irresponsabilidad de su presidente, que después de siete años de mandato, no ha aprendido que, con el presidente del Real Madrid, cuantos menos tratos se haga, mejor.

De todo esto el Real Madrid saldrá malparado. Pero el Barça también. Laporta ha puesto al Barça en la lista negra de la UEFA haciendo de palmero de Florentino. Ha tardado mucho en reaccionar. Podía haber hecho una llamada a sus amigos Pep Guardiola, Txiki Begiristain y Ferran Soriano, que una vez metidos en la revuelta han visto la luz y se han salido a tiempo. A tiempo para que la UEFA le agradezca al City su gesto.



Laporta y el Barça ya van tarde. El daño ya está hecho. Y es irreparable. ¿Cuándo aprenderá Laporta que no se pueden hacer negocios con Florentino Pérez sin salir trasquilado?

Comenta con Facebook