Joan Laporta tendrá que quedarse con Koeman en contra de su voluntad

Joan Laporta tendrá que quedarse con Koeman en contra de su voluntad

| 2021-04-18

| Fede Peris

Laporta quería fichar a Nagelsmann, pero el vestuario le ha convencido de que el entrenador del Barça debe seguir siendo Koeman.

Joan Laporta lo tenía claro cuando presentó su candidatura a la presidencia del FC Barcelona. No quería un entrenador heredado de la anterior junta, como era el caso de Ronald Koeman, y su candidato para sentarse en el banquillo del Camp Nou era el alemán Julian Nagelsmann.

El entrenador del Leipzig, de apenas 33 años, era el hombre elegido por Laporta para hacerse cargo del primer equipo blaugrana la próxima temporada. Cuando Laporta presentó su candidatura, el Barça era un desastre, tenía la Liga perdida y sufría para eliminar al Cornellà en la Copa.



Pero las cosas fueron cambiando. El equipo transformó su imagen, dejó de ser una banda y los resultados empezaron a llegar.

No sólo eso. La complicidad de Koeman con su plantilla es total. Tanto con los jóvenes como con los veteranos. Con los que juegan y con los que no juegan. No hay incendios en el vestuario y todos se sienten muy unidos a su técnico.



Y después de conseguir el primer trofeo de la temporada, que puede que no sea el único, Laporta ha optado por recular. Lleva dos semanas guardando silencio sobre el tema, como esperando una derrota en la final de Copa para decidir cortarle la cabeza a Koeman. Pero eso no ha sucedido. Y además, ha habido exhibición. El equipo llevaba 19 partidos con 17 victorias y dos empates antes de la derrota en el clásico mereciendo ganar y luchando contra el árbitro.

Koeman no merecía la indiferencia de Laporta

Desde la reacción en 2021, este Barça muestra una trayectoria impecable. Laporta siempre dijo que la continuidad de Koeman dependería de los resultados... para curarse en salud. Ya tiene el primer título y en cuestión de semanas puede llegar el segundo. Y ya le ha dicho a Nagelsmann que otra vez será. Viendo la intensidad de los abrazos de Koeman con sus jugadores, incluído Leo Messi, echar a Koeman sería una temeridad.



Sencillamente porque no se lo merece. ¿Para qué quiere el Barça un técnico alemán si tiene a alguien de la casa, que es un mito en la historia del club y cuenta con el respeto y admiración de sus jugadores? Una pena que Laporta no tuviera agallas para ofrecerle su apoyo incondicional desde el primer momento. Pero incluso así, luchando contra la indiferencia del presidente, Koeman ha ganado también la batalla de los despachos.

Los jugadores esperaban oír a su presidente mostrándole su apoyo total al entrenador antes de la final para refrendar su autoridad de cara al vestuario y contribuir en el triunfo final. Esas palabras no llegaron. Laporta en ningún momento le ha dado su apoyo a Koeman. Pero sin él el Barça también ha ganado.



 

Comenta con Facebook