El Real Madrid cierra la Semana Fantástica en la semifinal de la Champions

El Real Madrid cierra la Semana Fantástica en la semifinal de la Champions

| 2021-04-14

| Carlos Muñiz

El Real Madrid deja a cero al Liverpool en un encuentro serio y disciplinado en el que los hombres de Zidane se han puesto el mono de trabajo.

l Real Madrid selló su pase a las semifinales de la Liga de Campeones tras empatar (0-0) en Anfield ante el Liverpool y, de esta forma, hacer bueno el 3-1 conseguido en el partido de ida disputado en el Di Stéfano. Los de Zidane vuelven a estar entre los cuatro mejores equipos de Europa y ahora se medirán al Chelsea por un puesto en la gran final.

El Real Madrid estaba más que avisado. El Liverpool iba a salir fuerte, a muerte, para marcar pronto e intentar meter en apuros a los de Zidane. Dicho y hecho. En los primeros dos minutos, dos acciones claves, una patada salvaje de Milner a Benzema, con torcedura de tobillo incluida y una bota rota de ‘propina’, y un paradón salvador de Courtois, en este caso a remate de un Salah que se encontraba solo dentro del área. Casi nada.



El equipo de Zidane se había salvado de una lesión y de un gol en contra en 120 segundos. Tanto una cosa como la otra habrían sido terribles. Eso sí, Courtois siguió acumulando trabajo. A los 10 minutos, Milner, desde fuera del área, probó la buena estirada del portero del Real Madrid.

El equipo de Zidane apenas daba señales a nivel ofensivo. El Madrid se defendía bien, acumulando mucha gente, pero se necesitaba un zarpazo que, al menos, hiciera pensar a los ingleses. Y llegó. No acabó en gol por poco, apenas por centímetros, pero la aparición de Benzema en el área local terminó con un recorte y un intento de pase a Vinicius que rebotó en un defensa local y se terminó estampando en el poste.



La buena noticia para los blancos es que habían logrado capear el chaparrón. Esos primeros 10-12 minutos obligaron a sacar el paraguas, y ahí estuvo el pie salvador de Courtois, pero a partir de ahí, el encuentro se igualó y las pulsaciones bajaron. Al Madrid le interesaba un ritmo lento y el partido se metió en él, justo lo que Zidane deseaba. Del miedo y el susto al control con tensión. El guión deseado.

Eso sí, en los últimos minutos del primer tiempo, el Madrid volvió a tener una ‘mini crisis’ que llevó al Liverpool a las inmediaciones de Courtois. Las pérdidas de balón, especialmente en campo propio, se convirtieron en la trampa a evitar por los de Zidane. Como no siempre lo lograron, el Liverpool fue capaz de tener un par de remates, relativamente claros, por parte de Salah y de Wijnaldum que, por suerte, se marcharon por encima de la meta blanca. Con todo, el Madrid había logrado sostener el 0-0 al descanso. La mitad del trabajo estaba hecho. 



El segundo tiempo arrancó de la misma manera en la que lo hizo el primero, con Courtois en modo salvador. En esta ocasión fue Firmino el que recibió un balón dentro del área y, a la media vuelta, el que golpeó a puerta para encontrarse con los guantes del cancerbero merengue.

Llegó el minuto 60 y Klopp, que veía que su equipo se volvía a alejar de la remontada, metió a Thiago y a Jota. Cambió su esquema y pasó a jugar 4-2-3-1. Zidane parecía estar contento con lo que veía a pesar de que jugadores como Vinicius o Asensio, más ocupados en defender que en atacar, empezaban a dar claras señales de cansancio.



El hecho de que el Liverpool tuviera la necesidad de buscar dos goles era una trampa envenenada que el Madrid podía usar para buscar un tanto que, en condiciones normales, le dejaba el encuentro en sus manos. De hecho, Vinicius tuvo el 0-1 en sus botas tras recibir un pase brutal de Valverde en largo y presentarse delante de Alisson, algo forzado eso sí, pero que obligó al portero local a achicarle el espacio al ex del Flamengo.

Nacho y Militao levantaron un muro infranqueable delante de Courtois. Los centrales del Madrid sacaron balones por tierra, mar y aire firmando un partidazo  de primerísimo nivel hasta el punto de anular a los Mané, Salah y compañía. Fue el mejor ejemplo de cómo exprimir al máximo la palabra equipo. Las señas de identidad de esta nueva fórmula, la solidaridad, el espíritu de equipo y el sacrificio máximo dieron resultado ¡¡El Real Madrid vuelve a ser semifinalista de la Champions!!

Ficha técnica

Liverpool, 0 - Real Madrid, 0

Liverpool 0: Alisson; Alexander-Arnold, Kabak (Jota 59’), Phillips, Robertson; Milner (Thiago 59’), Fabinho, Wijnaldum; Salah, Firmino (Shaqiri 81’) y Mané (Chamberlain 81’).

Real Madrid 0: Courtois, Valverde, Nacho, Militao, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos (Odriozola 71’), Asensio (Isco 81’) (Isco 81’), Vinicius (Rodrygo 71’) y Benzema

Árbitro: Björn Kuipers. Amonestó a Casemiro, Robertson, Phillips

Estadio: Anfield.

 

Comenta con Facebook