Messi se queda en blanco (otra vez) ante el Real Madrid

Messi se queda en blanco (otra vez) ante el Real Madrid

| 2020-10-25

| Redacción MB

Messi encadena seis clásicos consecutivos sin anotar un solo gol.

Ha vuelto a ocurrir. Y ya van seis clásicos seguidos en los que Leo Messi se queda en blanco. Aquel Messi explosivo que destrozaba la defensa del Real Madrid y anotaba, anotaba y anotaba ya es historia. Lejos queda su golazo enseñando su camiseta al Bernabéu. El Messi actual es inofensivo para el Real Madrid.

Seis clásicos seguidos sin ver puerta. El balance no puede ser más aterrador para Messi, un hombre acostumbrado a marcarle a todos sus rivales... y muchas veces. Pero eso ya parece que ers historia. De hecho esta temporada apenas lleva dos goles y los dos de penalti. El Messi explosivo ya es historia.



Messi... ¿Estás ahí? ¿O ya tienes la cabeza en Manchester?

Messi ya no es decisivo, ha perdido punch y capacidad de liderazgo. Desaparece demasiado tiempo del terreno de juego y el partido se juega sin que él haga acto de presencia. El físico ya no le acompaña como antes y necesita tomarse respiros que perjudican a su equipo.



Y eso que los últimos entrenadores lo han probado todo para sacarle el mejor rendimiento. Por la derecha, por la izquierda, de falso delantero centro... Ayer jugó por detrás del delantero centro, Ansu Fati. Y a su aire, con libertad para moverse por donde quisiera. Y salvo un par de acciones en las que bajó a defender en busca del balón, no participó en la presión que hacían los demás a los defensas del Real Madrid para impedir su comodidad en la construcción del juego.

Inoperante en los golpes francos, sólo tuvo una ocasión clara ante Courtois que el meta belga le desbarató. En otros tiempos no hubiera perdonado, pero ahora perdona demasiado y empieza a acostumbrarse a que el jugador decisivo de este equipo ya no es él sino Ansu Fati.



Es muy probable que el de ayer sea el último clásico de Messi en el Camp Nou. Y es muy probable que el del Bernabéu sea el último también en Madrid. Allí tendrá la oportunidad de irse del Barça marcando y evitando que su borrón en los clásicos alcance el séptimo consecutivo sin un gol suyo.

Ni marca ni asiste

Messi tocó 98 veces el balón ante el Real Madrid. Fue el que entró más veces en contacto con el esférico de los dos equipos, pero sirvió de bien poco. Ya acumula seis clásicos sin marcar y sin dar asistencias. Curiosamente son los seis clásicos que ha disputado desde la marcha de Cristiano Ronaldo. 



El argentino, además, perdió 26 balones, una cifra extremadamente alta para un jugador de su calidad. En el último clásico tuvo una clara oportunidad que desperdició anter Courtois. En estos seis clásicos en blanco suma 19 remates (ocho entre los tres palos) sin éxito, aunque eso sí, en el último se llevó una tarjeta por protestar. Su juego también es de protesta.

 

 

Comenta con Facebook