Pepe dice que se siente perseguido en España

Pepe dice que se siente perseguido en España

| 2012-12-26

| Administrador

Pepe ha dicho al diario portugués 'Record' que "tuve ganas de dejar el fútbol tras el incidente con Casquero y Albín" en la temporada 2008-09, tras el que recibió una sanción de diez partidos. "Quedé marcado para siempre en España y en todo el mundo. Todavía hoy me llaman asesino". Pepe aún pretende quedar como la víctima de aquel atropello lamentable e indigno en un futbolista. No hubiera quedado marcado si no se hubiera comportado como un animal, así de sencillo. Y el público no la tomaría con él ni le llamaría "asesino" si su comportamiento en los terrenos de juego se adecuara a las normas más elementales de la deportividad, que no es el caso.

Pepe es consciente de que su amigo Cristiano no va a ganar el Balón de Oro, una vez más: "Me encantaría que Cristiano ganara el Balón de Oro, por ser su amigo, por lo que ha hecho por el fútbol, por haber estado cinco veces entre los tres primeros en los últimos seis años, por haber ganado la Liga. Pero parece que no va a ser el ganador".



Parece que Pepe se ha estudiado el papel de víctima e intenta interpretarlo, pero no le sale bien. Repartiendo coces a diestro y siniestro no se puede ir de víctima: "Cristiano debía tener otro tratamiento por parte de la prensa y hasta de algunos hinchas. Para alcanzar a Mourinho tienen también que atacar a los otros portugueses del equipo. Todo lo que hagamos dentro y fuera del campo es interpretado de una manera diferente, y cuando las cosas se refieren al Barcelona alcanzan aún una dimensión mayor, porque el Barcelona es un equipo con una estructura muy bien montada y consigue ampliar todo lo que sucede". Pepe desconoce todavía la estructura del Real Madrid, la de los Punto Pelota y compañía. Esos sí que consiguen dar dimensión a cualquier bobada si así logran perjudicar al Barcelona.

Y el colofón: "Sí, nos sentimos perseguidos. Somos extranjeros, y eso se nota hasta en las preferencias de los medios de comunicación. Si tuvieran que escoger entre un portugués y un español, ni necesitan pensarlo dos veces". Seguramente por eso el voto español del diario Marca en la elección del mejor jugador europeo de la temporada 2011/12 fue para Cristiano Ronaldo y no para Iniesta, que ganó gracias a los votos de fuera de España. Este Pepe no acaba de enterarse bien de la situación, pero ante la prensa se comporta como en el campo. Lo protesta todo, por si acaso. Igual que intenta  engañar al árbitro trata de hacer lo mismo con su audiencia. La cuestión es que mientras el bueno de Pepe se siente "perseguido" en España, Iker Casillas y Sergio Ramos, a diferencia de Pepe campeones de Europa y del mundo, se sienten perseguidos en su casa, en España, por la tiranía de un portugués y su clan, lo cual no deja de ser mucho más grave de lo que denuncia Pepe.



Y embiste a fondo contra España para "deleite" de esos madridistas que tanto gustan de gritar aquello de "Que viva España". Al parecer, la cancioncita esa no le gusta mucho a Pepe, que parece tener alergia a todo lo que lleve el nombre de España. Al menos intenta provocar con una rivalidad mal entendida: "España nunca tuvo un jugador merecedor del Balón de Oro. No lidian bien con eso, y lo sentimos principalmente cuando vamos a jugar fuera. Existe una presión mayor con los portugueses, pero tenemos que estar preparados para eso". De entrada, alguien debería explicarle a Pepe de qué nacionalidad es Luisito Suárez. Pepe, jugador sucio e ignorante a la vez. Este es el ídolo de la afición madridista, el mismo al que los ultras le gritan aquello de "Pepe, mátalo". No es que le llamen "asesino" las aficiones contrarias. Es que la suya propia, la que mejor le conoce, le tiene por un tipo peligroso.

Y a todo eso en Portugal le han dado a Pepe el premio al "Personaje del año 2012". ¿No tendrían a otro mejor? Cristiano Ronaldo, por ejemplo. O míster Mourinho, "The Special One".

Comenta con Facebook