El nefasto Benquerença no consta entre los mejores árbitros

El nefasto Benquerença no consta entre los mejores árbitros

| 2013-01-16

| Administrador

La IFFHS, la Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol, ha hecho público el listado de los mejores árbitros internacionales de la actualidad. En dicha lista figuran en lugar preferente árbitros a los que Mourinho insultó en aquella famosa rueda de prensa del Bernabéu tras estrellarse el Madrid contra el Barça. Mourinho dudó de la honestidad de Markus Merk, el número uno; de Frank De Bleeckere, el número cuatro; de Massimo Busacca, el número seis; Anders Frisk, número doce; o Wolfgang Stark, el numero 19. Habló de ellos como si fueran delincuentes, cuando en realidad forman la flor y nata del arbitraje europeo atendiendo a datos objetivos y no a la subjetividad de un tipo de criterio dudoso como es Mourinho.

Todos ellos están considerados entre los mejores árbitros del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol, una entidad totalmente independiente de organismos como la UEFA o la FIFA y que establece sus rankins basándose en criterios puramente objetivos.



El que no aparece entre los 50 mejores del ranking es el amigo/socio de Mourinho, el inolvidable y nefasto Olegario Benquerença, el paisano de Mourinho y socio en un restaurante en Leiria, según se supo después. Benquerença cometió uno de los atropellos más escandalosos que se recuerdan en la historia de la Champions League incidiendo de forma directa con sus decisiones en la eliminación del FC Barcelona y la clasificación del Inter, que casualmente dirigía Mourinho. De Benquerença no habló Mourinho en su famosa rueda de prensa del Bernabéu, la del "por qué", como tampoco habló de Collina, el colegiado italiano que le ayudó a ganar la Champions con el Oporto. Ni de Jacinto Paixao, el árbitro portugués que ha confesado que fue comprado por el Oporto durante la estancia de Mourinho allí. Ni, sin ir más lejos, Muñiz Fernández, el hombre que con el calamitoso arbitraje de ayer ha puesto en pie de guerra a Valencia por el trato de favor recibido por el Real Madrid de Mourinho.

El amigo Benquerença no está entre los mejores porque no tiene más mérito que ser amigo y ayudante de Mourinho. Los libros de historia sólo se acordarán de él para recoger su vergonzosa actuación en San Siro con el único fin de favorecer a su amigo y ayudarle a maquillar un palmarés construido de forma poco limpia. Y eso, aplicar malintencionadamente el reglamento para beneficiar a un amigo, no tiene premio.



Comenta con Facebook