El aparato de propaganda del Real Madrid saca pecho por un partido

El aparato de propaganda del Real Madrid saca pecho por un partido

| 2013-01-21

| Administrador

Resulta que Di María, que está realizando una temporada desastrosa y acapara buena culpa de la distancia que separa el Real Madrid del líder, saca pecho y dice que con su actuación de ayer ha cerrado bocas. No dice nada de las bocas abiertas por sus 19 partidos anteriores.

Y el ejemplo de Di María lo siguen los gurús mediáticos del aparato de propaganda madridista, dispuesto a celebrar por todo lo alto las pocas buenas noticias que llegan esta temporada. Que en la misma jornada pierda el Barça y gane el Real Madrid por 0-5 en Valencia hay que celebrarlo, por eso los creadores de opinión del madridismo se han volcado al festejo y la celebración sin reparar en el ridículo espantoso que protagonizan. A 15 puntos del líder hay poco que celebrar.



Pero aún así, el twitter ha echado humo en las últimas horas. Tomás Roncero dice: "Me voy a dormir feliz. Armstrong confesando ser un tramposo. La Real ahondando en la "Crisis Valdés". Y mi Castilla arrasando. Esto pinta mejor".  Claro que pinta mejor, cuando el Madrid juega bien y gana ya no hace falta acordarse del villarato, es suficiente con hablar del buen juego blanco. "Esto pinta mejor", porque para Roncero 15 puntos se pueden recortar en nada. De hecho, matemáticamente pueden reducirse en apenas cinco partidos. Y en eso está, celebrando un triunfo del Castilla antes de que llegue una más que probable derrota el domingo en el clásico. Hay que aprovechar las escasas alegrías que da la vida, aunque duren poco. Cuando vuelvan las derrotas será el momento de desviar la atención con los árbitros. En otro tweet decía eufórico: "Pasen y vean, el mejor fútbol del mundo". Y en otro empezaba ya a reclamar el Balón de Oro para Cristiano Ronaldo. Lo de siempre.

Siro López se expresa así en las redes sociales: "Moc, moc, moc, moc·". Paco García Caridad va por ahí reclamando la expulsión de Iniesta. Es es de los que piensan que cuando Don Andrés no viste de rojo es un peligro público por su antideportividad.



El problema del entorno mediático blanco es su necesidad de sacar pecho por nada. Ahora se agarrarán a la Copa que despreciaron el pasado año con la excusa de que es el título que lleva el nombre del Rey de España y, por tanto, es el más importante. Al tiempo.

Comenta con Facebook