Algo pasa con Ángel Di María

Algo pasa con Ángel Di María

| 2013-01-09

| Administrador

El argentino, un jugador que ha sido titularísimo y muy del gusto de Mou en las dos temporadas anteriores del luso al frente del equipo (llegó el verano de su aterrizaje en el club, por lo que se le puede considerar un fichaje de Mourinho), ha perdido un peso enorme. Los números lo reflejan: Ha sido titular 18 veces esta temporada, pero sólo en cinco de ellas terminó sobre el césped. Además, cada vez es un jugador más abonado al banquillo. En 11 partidos partió desde el banco.

Su bajo rendimiento y su ausencia de protagonismo en los partidos son un hecho. Di María ha sido siempre un futbolista capaz de dejar su sello en cada jugada y cada ataque blanco. Con su velocidad y su capacidad de desborde fue clave en las dos primeras temporadas de Mou en el Madrid, canalizando gran parte de las jugadas de ataque del equipo. Además, su incansable voracidad y su fuerza para presionar y atacar y defender durante todo el partido le proporcionaba al plantel una velocidad más, tanto en los contragolpes como en los ataques estáticos.



Nada o poco de eso se ha visto esta temporada. Lejos queda ya su carrera para presionar a Víctor Valdés en la ida de la Supercopa, en la que provocó el fallo del portero culé y marcó un 3-2 decisivo para la vuelta en el Bernabéu. Esa jugada, que define a Di María, no se ha vuelto a repetir.

Mourinho se ha dado cuenta y ahora confía más en Callejón. El canterano, juegue bien o mal, le pone ganas siempre que tiene la oportunidad y además suele rentabilizar como nadie sus minutos en el aspecto goleador. Sin ir más lejos, fue titular en el último partido contra la Real Sociedad, aunque sólo pudo jugar seis minutos por la expulsión de Adán. 



El Madrid necesita la aportación de todos, pero sobre todo de los que marcaban las diferencias el año pasado. Y el albiceleste es uno de ellos.

Comenta con Facebook