Accidentada jornada gastronómica de la Peña del Cochinillo

Accidentada jornada gastronómica de la Peña del Cochinillo

| 2012-12-06

| Administrador

Pero no por peleas o discusiones entre ellos, no se asusten. La cosa tuvo que ver con sus vehículos. A la hora de salir del restaurante, el conocido Asador Donostiarra de Madrid, el imponente Ferrari 458 Italia de Mesut Özil no arrancaba. ¿El motivo?. Se había quedado sin batería.

Sí, los coches de lujo también "mueren". Pero no todo quedó ahí. Y es que, en medio de las maniobras de los aparcacoches para sacar los vehículos de los futbolistas, los coches de Nacho y Sergio Ramos (un Audi el del canterano y un Porsche el del central andaluz) chocaron entre sí.



Nada grave, aunque quizá lo suficiente como para que los protagonistas llegaran a casa algo contrariados después de un día de risas. Eso sí, el buen rollo continúa, a pesar de lo que quieran hacer creer desde la caverna.

Comenta con Facebook