2017-10-11 09:10 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

Lío en el PSG: La herida de Neymar no ha cicatrizado aún en Cavani

La polémica que vivieron ambos jugadores hace un mes todavía sigue presente y Cavani no olvida



Cavani ha roto su silencio en torno a la polémica que vivió con Neymar durante un encuentro de Ligue1 por el lanzamiento de los penaltis. Aquel episodio dio mucho que hablar y un tiempo después al fin ha hablado uno de los protagonistas de la historia.

Cavani, concentrado con su selección con la que ha conseguido clasificarse para el Mundial de Rusia, explicó lo sucedido:



"Hablé con él, charlé y le dije lo que pensaba. Pero son cosas que quedan en el vestuario. No voy a salir a contar lo que hablamos. Que quede a criterio del que mira el fútbol. Lo único que deseo es que cada uno que llegue a mi equipo lo haga con la intención de luchar por objetivos grupales. Lo otro, lo individual vendrá solo. Porque si lo grupal sale bien, quiere decir que todos funcionamos bien. Y si tenemos al mejor del mundo, para mí es un placer. Es como dije ya en varias oportunidades, yo quiero que sea Balón de Oro, porque si es el mejor es porque va a hacer muchos goles y nos va a llevar a ganar cosas. Y yo lo que quiero es ganar cosas. Es eso lo que me interesa. Para mí jugar con grandes futbolistas es un placer, sinceramente. Es como te dije antes, soy muy realista y sé que en el fútbol no tienes que ser amigo de todos. Lo que tienes que ser es un profesional, y el primer punto para serlo es respetar a tus compañeros en el momento de salir a la cancha. Sea para entrenar o para jugar. Partiendo de esa base, puedes ser amigo o no. Puedes llevarte bien o no".

Cavani ha dejado claro que la herida no ha cicatrizado en su persona, pero que lo que importa es el equipo, dejando de lado todo lo demás, y que desea todo lo mejor a nivel indivual a Neymar, aunque confía en que el brasileño piense en los objetivos grupales mucho más que en los individuales. 

Neymar pide la salida del uruguayo

Neymar no está dispuesto a ser cuestionado por nadie en su equipo. Quiere ser el Messi del PSG, pero mientras Messi se gana a sus compañeros en el campo con sus excelencias providenciales y en el vestuario con su sencillez, Neymar no ha sido capaz de generarse la simpatía de un buen puñado de compañeros entre los que se encuentra Edinson Cavani, que además no está solo y cuenta con el respaldo de otro sector de la plantilla al que no pertenecen los brasileños ni Mbappé. Queda claro que la llegada de Neymar a París ha roto en dos al PSG y le ha sumido en un auténtico caos en el que el entrenador, Unai Emery, poco cuenta.

Según Sport, Neymar habría llegado a pedir al presidente Al-Khelaifi el traspaso inmediato de Cavani. Si no puede ser en el mercado de invierno, que sea el próximo verano. No soporta la incomodidad de compartir vestuario y equipo con alguien que no asume su liderazgo. Neymar juega con las cartas marcadas. Sabe que después de gastar 222 millones en su fichaje, Al Khelaifi hará exactamente lo que él le diga. Entre otras razones porque no encontraría a ningún club en el mundo dispuesto a pagar 222 millones por un jugador que no está entre los dos mejores del mundo y que, además, es un nido de conflictos. Y el presidente está dispuesto a satisfacer todos sus caprichos para evitar la posibilidad de que reclame su marcha del PSG de forma inesperada.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados