2017-10-10 10:10 El Soplo Por: Carlos Muñiz

El doble juego de Piqué: Su empresa tiene su sede en Madrid

Piqué sabe ser español cuando le conviene y le afecta al bolsillo.



Gerard Piqué parece muy interesado en vender en público su imagen de patriota catalán, manteniendo la ambigüedad sobre su españolidad y haciendo guiños al independentismo con su posición favorable al referéndum ilegal. Sin embargo, Piqué tiene otra cara que desconocen sus fieles seguidores del Barça, la del empresario que, por si las moscas, domicilia su empresa en Madrid.

El empresario Piqué es muy español

Gerard Piqué tiene montada y domiciliada en Madrid una sicav con el fin de evitar el pago del impuesto patrimonial catalán, algo que choca con su discurso catalanista e incluso favorable al independentismo, aunque es cierto que él jamás ha reconocido abiertamente ser independentista. Y lo sí es es espabilado y ha previsto las consecuencias que podría tener para su empresa la independencia de Cataluña y su exclusión de la Unión Europea y, por si acaso, ha optado como otros empresarios por asegurar el futuro de su empresa domiciliándola en Madrid.



Invertia informa que Piqué es el accionista mayoritario de una sociedad de inversión de capital variable llamada Kerad, cuya sede social está en la calle María de Molina número 4, cuya valoración es de 13, 3 millones de euros y que tiene 1, 4 millones repartidos en bonos corporativos de empresas españolas como Iberdrola, La Caixa y Telefónica. Y 1, 9 millones en Axa o JP Morgan.

Este es Gerard Piqué: catalán cuando interesa y españolísimo cuando le tocan la pela. 

 

 

 



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados