2017-09-27 22:09 FC Barcelona Por: Carlos Muñiz

El Barça sale vivo de la encerrona de palos en Lisboa (0-1)

El Barça suma su segunda victoria en la Champions ante el Sporting jugando a medio gas y sin necesidad de despeinarse



El FC Barcelona ha vencido por 0-1 en el estadio Alvalade del Sporting de Portugal y ha salido vivo de la encerrona de palos que le tenía preparado el equipo portugués. El Barça se ha puesto el mono de trabajo y ha hecho lo justo para ganar el partido sin despeinarse. Excelente trabajo defensivo, excelente presión y pobre actitud ofensiva. El Barça no ha necesitado forzar la máquina para salir vencedor de Lisboa y, por no forzar, ni siquiera ha marcado el gol de la victoria, que ha llegado por medio de Coates en propia puerta.

El Barça sale vivo de Lisboa y salda su segundo partido en Champions League con otra victoria, lo que le permite comandar su grupo con autoridad, la misma que muestra en la Liga española. El partido ha sido bronco y reñido, con un público chillón, de la escuela de Mourinho, que lo protestaba todo... por si acaso. El equipo de Valverde, con Deulofeu en la grada y Sergi Roberto ocupando la plaza destinada al tercer delantero, ha vuelto a destacar por su solidez defensiva (2 goles en 6 partidos en Liga y 0 goles en dos partidos en Champions League) y por su capacidad para descentrar al rival con un pressing asfixiante. 



Messi decidió reservarse para una mejor ocasión

Y delante, Leo Messi no parecía dispuesto a vivir otra de sus jornadas de gloria y, ante la avalancha de palos que propinaban los defensas del Sporting, pareció que prefirió reservarse para mejor ocasión, mientras el público del Alvalade expresaba su frustración gritando extasiado los nombres de Cristiano Ronaldo y el Real Madrid, como si eso fuera suficiente para doblegar al Barça. Lo cierto es que el Barça ha jugado a medio gas y ha ofrecido la imagen de equipo disciplinado que trabaja colectivamente por un objetivo. Hoy no era día de individualidades, así lo ha entendido Messi, y esta vez la victoria no ha llegado de la mano de ninguna genialidad del argentino, sino como producto del esfuerzo colectivo.

Los portugueses han salido a jugar con la clara intención de amedrentar a los jugadores del Barça a base de garrotazos. Martins se ha ganado la primera tarjeta amarilla en el minuto 6. Coentrao, torpe como siempre y especialmente motivado contra Sergi Roberto por alguna antigua rencilla en alguno de los pocos partidos en los que el Real Madrid se atrevió a alinearle ante el Barça, vio su cartulina en el minuto 27. Y pudo haber visto la roja si el colegiado llega a hacer justicia con una entrada salvaje del ex madridista sobre Sergi Roberto.  En el minuto 42 Doumbia vio su tarjeta por simular un penalti con tan mala fortuna que salió lesionado. Luego fueron amonestados Acuña, Piccini y Coates.

Seis tarjetas a dos para el Sporting

El público se quejaba por entender que el árbitro había enseñado 6 tarjetas a sus jugadores y ninguna al Barça (al final vieron la cartulina Semedo y Aleix Vidal), pero lo cierto es que allí los que zurraban eran los del Sporting. El Barça controlaba el partido pero no llegaba a la portería de Rui Patricio, que apenas tuvo que intervenir en la primera mitad. 

Messi, que estuvo espeso, tuvo la lucidez suficiente lanzar en el minuto 49 un golpe franco para que Coates enviara el balón a gol en propia puerta. ¿Asistencia de gol de Messi? Esa fue su contribución al juego del Barça. El Sporting, con el 0-1, se vio obligado a atacar con menos timidez y el Barcelona ha podido marcar por medio de Messi, a quien Mathieu le quitó el balón del pie cuando estaba a punto de rematar, de Luis Suárez y finalmente de Paulino, que salió por Iniesta en los últimos minutos. Antes Ter Stegen salvó los 3 puntos con un paradón en disparo a bocajarro de Bruno, aunque lo cierto es que para los dos porteros fue en general un partido tranquilo que discurrió fundamentalmente por la zona ancha del campo. 

Líderes en España y en Europa

En los últimos compases del partido el Barça se echó hacia atrás y se dejó dominar por un inocente Sporting al que trataba de sorprender al contragolpe. Pero lo cierto es que daba la sensación de que los hombres de Valverde no se tomaban en serio ni el partido ni al rival, que viajaron a Lisboa con la intención de volver con los tres puntos haciendo el mínimo esfuerzo. Y eso es lo que ha sucedido. Se trataba de ganar y se ha ganado en un partido del que nadie se acordará dentro de dos semanas. Iniesta fue aplaudido al ser sustituido y al final apareció en el campo un espontáneo para abrazarse a Messi en la tierra de Cristiano Ronaldo.

Tres puntos más y liderato consolidado. El Barça manda en España y también en Europa.

Ficha técnica

Sporting de Portugal, 0 - FC Barcelona, 1

Sporting CP: Rui Patrício (c); Piccini, Coates, Mathieu, Coentrao (m. 73 Silva); William Carvalho, Battaglia; Gelson Martins, Bruno Fernandes, Acuña (m. 73 Bruno César); y Doumbia (m. 44 Bas Dost).

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (c) (m. 80 Paulinho); Messi; Sergi Roberto (m. 87 André Gomes) y Suárez (m. 89 Aleix Vidal).

Gol: 0-1, min. 49. Coates (en propia puerta).

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Mostró tarjetas amarillas a Gelson Martins (m. 6), Coentrao (m. 26), Doumbia (m. 39), Acuña (m. 48), Piccini (m. 53),  Coates (m. 59) Semedo (m. 69) y Aleix Vidal (m. 90+2) .

Campo: José Alvalade de Lisboa ante 48.575 espectadores.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados