2017-09-11 21:09 Real Madrid Por: Pedro Riaño

Zidane saca el látigo y se pone serio con sus jugadores

Zidane entiende que sólo la relajación de sus jugadores explica el pobre inicio en LaLiga del Real Madrid.



Ha habido rapapolvo de Zidane a sus jugadores. Así lo desvela el diario Marca, que habla de "primer toque de Zidane a la plantilla". Según está versión Zidane está molesto porque ve en sus jugadores exceso de relajación y de confianza. 

Lo que piensa Zidane: El elogio debilita

La cuestión es que Zidane ha detectado el problema que afecta al Real Madrid en este inicio liguero según la versión del diario Marca. Y se lo ha hecho saber a sus jugadores. Sin acritud, pero con crudeza. El técnico francés entiende que la lluvia de elogios recibidos por sus jugadores en el inicio de la temporada, así como el subidón madridista que se experimentó en la gala de Mónaco en la que fueron coronados Cristiano Ronaldo, Ramos y Modric, han ejercido un efecto negativo en su plantilla, que ha caído en la autocomplacencia.



Y Zidane no quiere relajaciones. La historia es historia. La más gloriosa, sí. Pero historia. Y para seguir haciendo historia no se puede bajar el pistón. El Real Madrid tampoco puede permitirse el lujo de ganar los partidos jugando a medio gas. Y eso es lo que ha visto Zidane en sus jugadores en el inicio de la Liga. Para ganar al Levante hay que correr más que el rival y luego imponer la superioridad técnica. Pero eso no sucedió el sábado en el Bernabéu. Y Zidane entiende que sus jugadores deben saltar al césped con el máximo de concentración porque, además, tienen en contra el factor arbitral. Y eso exige máximo rendimiento y concentración siempre.

Zidane ya lo ha dicho públicamente: "Estamos jugando con exceso de confianza. No entramos bien en los partidos". Y se refiere al despiste generalizada de toda su defensa en el gol del Levante. Zidane está convencido de que esta pequeña crisis tiene solución, pero necesita ver en sus hombres una reacción inmediata ante el Apoel y, sobre todo, el domingo frente a la Real Sociedad. El toque de atención ya está dado. Veremos cuál es la respuesta de los jugadores.

Las 10 razones para confiar en el Real Madrid de Zidane

Lo ha dicho Álvaro Arbeloa, el espartano, en su cuenta de twitter: "No hay que estar nerviosos y sí apoyar al equipo. Saldremos de este momento malo. Que nadie tenga ninguna duda”. ¿Y por qué no iba a ser así? El Real Madrid ha sabido sobreponerse siempre a las adversidades arbitrales, a las lesiones, a las sanciones... Ahí está su historia, el más grande entre los grandes. Y este equipo tiene crédito. Se lo ha ganado en las dos últimas temporadas de Zidane. Desde Madrid-Barcelona queremos ofrecer argumentos para confiar en este equipo que tantas alegrías ha dado al Bernabéu con su juego y sus éxitos.

1.- Cristiano Ronaldo está de vuelta

El buque insignia del equipo, suspendido por cinco partidos de forma arbitraria por el Comité de Competición, está a punto de regresar. Sólo le falta por cumplir el próximo partido, el de Anoeta. A partir de entonces el Real Madrid podrá contar con sus goles para volver al lugar que le corresponde, que es el liderato. 

2.- No se les puede haber olvidado jugar

Estamos en el inicio del campeonato y hay tiempo de sobra para recuperar el terreno perdido. Restan 35 partidos y el Real Madrid de las victorias, los goles y los títulos, tiene espacio más que suficiente para recuperar los cuatro puntos cedidos en las tres primeras jugadas. Este equipo tiene crédito y no puede ser que quienes han maravillado al mundo con su juego se les haya olvidado jugar a fútbol de repente. 

3.-El Real Madrid depende de sí mismo

Hasta ahora no ha sucedido nada irremediable. El Real Madrid sigue dependiendo de sí mismo para ser campeón. Basta con sumar de ahora en adelante los mismos puntos que el Barcelona y vencer en los dos clásicos para que la clasificación de un vuelco. Hay que tener paciencia. 

4.-La historia está con el Real Madrid 

Cinco veces ha empezado el Real Madrid la Liga con una victoria y dos empates. En cuatro ocasiones acabíó siendo campeón (1931-32, 1956-57, 1986-87 y 1996-97) y sólo en una (1945-46) se quedó sin el trofeo. La historia puede volver a repetirse.

5.-La mejor plantilla de Europa

Hay motivos para seguir confiando en esta plantilla que ha causado admiración en el mundo entero. El equipo se ha refoerzado bien en puestos estratégicos y Florentino Pérez ha renunciado al fichaje de algún galáctico sencillamente porque... ¡no hacía falta!

 

6.- El peaje de ganar las dos Supercopas

La preparación de la plantilla, especialmente en el plano físico, ha buscado una puesta a punto alta para el mes de agosto, cuando había que ventilar las dos Supercopas que acabaron en el zurrón blanco. Dentro de las curvas de preparación ahora llega un momento de bajada que irá subiendo de nivel de cara al Mundialito del mes de diciembre. Nada que pueda sorprender a los técnicos. 
 

7.-Hay fondo de armario para enderezar la situación

Zinedine Zidane dispone de mimbres suficientes para sobreponerse a cualquier contratiempo. La llegada de jugadores como theo Hernández, Vallejo, Ceballos o Marcos Llorente debe servir para solucionar situaciones de crisis y para levantar el vuelo. A esta plantilla le sobra calidad. 

8.-Anoeta, partido clave 

En la próxima jornada, en Anoeta, el Real Madrid acudirá sin Cristiano Ronaldo, sin Marcelo y sin Benzema para plantar cara al único equipo que, como el Barcelona, ha sumado hasta ahora los nueve puntos en juego. Se trata de un partido clave que hay que sacar adelante sí o sí. Un triunfo en San Sebastián devolverá al Real Madrid a la senda ganadora. 

9.-El peso del escudo

El escudo que defienden estos futbolistas también juega. Llevar en el pecho el símbolo del Real Madrid aporta fuerzas donde no las hay. El prestigio del Real Madrid, el mejor club de la historia, está en juego y los jugadores saben que no pueden fallar a la confianza que se ha depositado en ellos. 

10.-El Madrid sabe sobreponerse a los árbitros 

Tres expulsados en cinco partidos, precisamente los tres capitanes del equipo, Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y Marcelo. Parece que la tendencia arbitral de los últimos años se mantiene. Pero el pasado año el Barça ya se benefició de los penaltis y las expulsiones distribuidos de forma escandalosa por los árbitros, y el Real Madrid fue capaz de hacerse con el título. La plantilla de Zidane ya está acostumbradoa a luchar contra los elementos y el tema no le viene de nuevo.

 

 








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados