2017-09-10 00:09 Real Madrid Por: Pedro Riaño

Messi abre el camino del triunfo del Barça a pase del árbitro

El primero y el cuarto gol del Barcelona fueron conseguidos de manera irregular.



Llueve sobre mojado. Más de lo mismo. Decíamos la temporada pasada que el Barcelona se aprovecha de las ayudas arbitrales para seguir la estela del Real Madrid. Y lo seguimos diciendo esta temporada. El Barça le saca cuatro puntos al Real Madrid echando mano del comodín del árbitro. Lo de hoy al Espanyol ha sido un atraco escandaloso.

Cuatro puntos de diferencia bajo sospecha

El Espanyol ha vivido en sus carnes la trama arbitral organizada a favor del FC Barcelona. Los pericos plantaron cara al Barça hasta el minuto 26, cuando Gil Manzano hizo la vista gorda y permitió que subiera al marcador un gol de Messi en posición de fuera de juego de un metro que significó el punto de partida de la victoria del Barça. Hasta esa jugada, el Barça no encontraba la manera de llegar con claridad a la meta defendida por Pau López. Con el pase de gol del colegiado Gil Manzano a Messi, todo fue más fácil para el Barcelona, que también necesitó de ayuda arbitral para redondear el 5-0 en el 4-0 de Piqué, que se consiguió después de que éste cometiera falta en el salto sobre un defensor españolista.



Mientras el Real Madrid va encadenando expulsiones y actuaciones contrarias a sus intereses de los árbitros, el Barça nada con la corriente a favor y la tranquilidad que da saber que el árbitro siempre está ahí dispuesto a socorrerle. Así, sólo así, se explican los cuatro puntos de ventaja que le lleva el Barça.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información