2017-09-04 12:09 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Toda la verdad sobre el indulto del Bernabéu a Gerard Piqué

El público que aplaudió a Piqué no era el mismo que llena el Bernabéu para ver al Real Madrid.



Andrés Iniesta es manchego y La Mancha es España cien por cien. Iniesta fue el autor del gol que dio a España su único título mundial. Iniesta por tanto es patrimonio de la humanidad y también patrominio de toda España. Por eso hasta el Bernabéu siente como suyo a Andrés Iniesta. Por eso Iniesta fue ovacionado por el Bernabéu cuando Lopetegui decidió su sustitución en el último España-Italia. Y a ese detalle se agarran los instigadores mediáticos de la cruzada que pretende enfrentar a España entera con Gerard Piqué a través de un linchamiento público. "No es por la rivalidad Barça-Madrid que Piqué cae mal, y la prueba es que Iniesta es del Barça y fue aplaudido por el Bernabéu". Es la versión que han soltado los medios fieles al Real Madrid para justificar la actitud del Bernabéu el sábado. 

La Caverna intoxica a España entera

De esta manera se pretende desligar de los intereses del Real Madrid lo que la Caverna mediática madridista ha organizado contra Piqué. En el fondo no le han perdonado ni lo de Kevin Roldán, ni la manita al Real Madrid (que sigue sin devolución), ni las constantes alusiones irónicas al club blanco. No se lo perdonan y van a por él con todas sus armas. Y esconden su frustración madridista detrás de un falso independentismo catalán del que jamás ha hablado Piqué, que se ha manifestado a favor de que el pueblo decida con su voto, pero nunca a favor del independentismo. Pero ese es el argumento al que se agarra el aparato de propaganda de Florentino Pérez para intoxicar al aficionado español: "No siente los colores de España", "no se siente catalán", "este no es su equipo·"...



Nada más lejos de la realidad. Se trata de un ajuste de cuentas mediático del periodismo más radical madrileño/madridista que no le perdonará nunca a Piqué que sea del Barça, catalán y antimadridista en donde las reglas del juego sólo permiten el antibarcelonismo. Los aplausos a Iniesta el sábado en el Bernabéu poco o nada tienen que ver con el estado de opinión, interesado y partidista, que se ha creado en torno a Piqué, a quien la prensa de Florentino ha querido convertir en el demonio en persona y en el enemigo público número uno de España llevada por la rabia que producen sus verdades del barquero en el madridismo más radical.

El Bernabéu del España-Italia no era un Bernabéu madridista

Y se ha utilizado el argumento de que Piqué fue aplaudido por el Bernabéu para demostrar que en la inquina que le profesan a Piqué tenga algo que ver su rivalidad con el Real Madrid. La única verdad en este asunto es que quienes poblaban las gradas del Bernabéu no eran los aficionados abonados habituales a los partidos del reciento blanco sino público externo no necesariamente madridista. Por eso Piqué fue aplaudido por un escenario que era de España y no madridista, lo que confirma que ese supuesto independentismo de Piqué que le enemista con España entera no es más que un invento de la prensa merengue que interesa ser creído. Aquí no hay más verdad que el madridismo no traga a Piqué y que han intentado vestir la rabia que produce el central blaugrana en el Real Madrid detrás de una mentira política que no se sostiene por ningñun lado. Pero calumnia, que algo queda.

Piqué vistió a su hijo Milan de España para dar unos toques de balón con él en el Bernabéu al término del España-Italia. 








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados