2017-08-10 18:08 El Soplo Por: Redacción MB

El vestuario del Barça inicia el año con mosqueo por las ayudas al Madrid

El gol ilegal de Casemiro que le ha dado al Real Madrid la Supercopa de Europa ha sido muy comentado en el Camp Nou.



El gol de Casemiro al Manchester United que le permitió al Real Madrid ganar la Supercopa de Europa, a pesar de que la jugada vino precedida de un escandaloso fuera de juego, ha servido para sensibilizar al vesutuario del FC Barcelona, que comprueba con preocupación que nada ha cambiado, que la vida sigue igual y el Real Madrid sigue beneficiándose de la excelente predisposición arbitral para alcanzar sus objetivos.

Si ya la temporada pasada se hablaba en el vestuario del FC Barcelona de que el Real Madrid jugaba con once jugadores y de que su gran estrella era el jugador número doce, precisamente el colegiado, este año, después de lo visto en la Supercopa de Europa los hombres de Valverde, nuevo en estos lares, parecen convencidos de que nada va a cambiar respecto a los escándalos que ya se vieron la pasada temporada.



Lo que más maravilla a los jugadores barcelonistas es la capacidad que tiene la caverna mediática madridista que forma parte del aparato de propaganda al servicio de Florentino Pérez para silenciar las ayudas que recibe el Real Madrid de los colegiados hasta el punto de conseguir eliminarlas de la memoria colectiva. Pero lo de Casemiro, por mucho que Pedrerol y sus chicos traten de disimularlo, y de que el linier bajara el banderín después de levantarlo, se notó mucho. Demasiado.

La vida sigue igual. Ya pueden hablar de tripletes y de sextetes. Jugando con doce todo es posible.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados