2017-08-01 07:08 El Soplo Por: Fede Peris

Messi-Suárez, una sociedad limitada en la que no cabía Neymar

El acercamiento de Messi a Luis Suárez ha crecido de forma paralela a su distanciamiento con Neymar.



Madrid-Barcelona lo anunciaba hace diez días: "Leo Messi no ha movido un dedo para retener a Neymar". Mientras buena parte de sus compañeros suplicaban a Neymar que no se fuera del Barça, Leo Messi prefirió mantenerse al margen, respetando la decisión del jugador brasileño sin intervenir en el tema, aún sabiendo que un acercamiento a Neymar podría haber resultado decisivo para lograr su continuidad en el Camp Nou. Pero no lo hizo. Y Neymar ha encontrado un argumento más para salir del Barça: su idilio con Leo Messi toca a su fin y ha llegado el momento de volar solo y sin compañía. Hace una semana lo volvíamos a dejar claro: las razones de la marcha de Neymar tienen mucho que ver con Leo Messi

Neymar estaba exclusido del núcleo de poder que formaba la sociedad Messi-Suárez

Lo cierto es que la estrecha amistad que une a Leo Messi con Luis Suárez, que se traslada al ámbito familiar hasta el punto de compartir sus vacaciones con sus mujeres e hijos hijos, ha ido distanciando poco a poco a Neymar del centro de poder del vestuario blaugrana. Las mujeres del argentino y el urguayo nunca vieron con buenos ojos la vida disipada (e infantil) de Neymar hasta el punto de ponerle la cruz en las relaciones extra futbolísticas de sus maridos. Se ha sentido excluido del grupo dominante y ha perdido peso entre sus compañeros, hasta el punto de que en el orden jerárquico del vestuario Neymar sólo era uno más.



Sus compañeros también se alejan de Neymar y prefirieron arropar a Semedo en la pelea

El alejamiento de Leo Messi es lo único que ha sucedido en los últimos nueve meses, después de renovar su último contrato con el Barça por cinco años. Eso y la espectacular oferta que le ha encontrado su padre, quien desde el mismo momento en que fichó por el Barça no ha pasado ni un minuto en el que no trabajara en la búsqueda de nuevas ofertas que le permitieran a su hijo irse del Camp Noum o quedarse mejorando sus condiciones económicas. Lo cierto es que, aunque de puertas afuera Neymar ofrecñia una imagen de sumisión hacia el "monarca" Messi dejando claro en sus manifestaciones que el argentino es el único número uno, lo cierto es que Neymar, alentado por su padre, ha ido alimentando en los últimos meses la sensación de que estaba perdiendo el tempo en el FC Barcelona y que a la sombra de Messi jamás lograría su gran ambición, ganar el Balón de Oro.

Y mientras Neymar se ha ido distanciando de Messi, también se ha alejado del resto de sus compañeros, como pudo apreciarse en el último incidente protagonizado por el jugador brasileño en un entrenamiento del Barça agrediendo a Semedo. La totalidad de los jugadores del Barça se pusieron al lado del recién llegado Semedo, un jugador muy tímido que jamás levanta la voz. También Valverde está harto del clima de tensión que se vive con Neymar dentro de la plantilla y reza para que el PSG pague de una vez su cláusula y se lo lleve. 



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados